Menu Big Bang! News
Mundo El exilio de los refugiados en la mira

Caso Aylan: declaran cuatro acusados de tráfico de personas

Los supuestos traficantes de personas que organizaron el viaje en que Aylan, el niño que conmovió al mundo, perdió la vida, fueron citados a declarar por la Justicia de Turquía. Uno de ellos lloró desconsoladamente al llegar. 

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Cuatro de los hombres acusados de organizar el viaje en barco en el que perdió la vida Aylan, el niño cuya imagen conmovió al mundo, llegaron a los Tribunales de Turquía para declarar en el marco de la investigación por el fallecimiento del pequeño sirio.

Hassan Ali Saleh, uno de los presuntos traficantes de persona llora al llegar al Palacio de Justicia turco.

Los presuntos traficantes de personas se encuentran en el tribunal de Bodrum, al sudoeste de Turquía, luego de haber sido arrestados bajo sospecha de planear el fatídico viaje que terminó con la vida de Aylan, su hermano, su madre, y diez personas más.

Uno de los hombres apuntados por la Justicia lloró desconsoladamente antes de ingresar a las instalaciones del Palacio de Justicia, mientras que otro de los acusados, Hassan Ali Saleh, se abrazó a su madre, Zehra Salih, quien fue a apoyarlo, según la prensa internacional.

Los acusados se dedicarían a transportar personas por el mar en el medio de la noche.

En declaraciones al Daily Maily la mujer afirmó que “su hijo es inocente” y expresó que “sólo buscaba llegar a Europa como las demás personas del barco”. Además contó su esposo murió en el conflicto sirio.

En tanto, otros de los citados por la pesquisa, Mustafa Halil, miró al suelo mientras entraba en el Palacio de Justicia. Los cuatro acusados ​​se sentaron fuera de la sala de audiencias esperaron a ser llamados a declarar, junto a sus familiares y amigos.

Los cuatros hombres llegaron acompañados por sus familiares y amigos. 

Otra versión indica que los hombres no están manchados por la investigación y que “sólo se les tomará declaración”. De sus palabras y las pruebas que los investigadores puedan recabar dependerá su futuro. 

Según trascendió, Abdullah Kurdi, padre de Aylan, habría pagado por escapar en barco unos 2900 euros. En la embarcación viajaban sus dos hijos y su esposa, Rehan, de 35 años. Buscaban llegar a Europa para comenzar una nueva vida, que tenía entre las opciones a Canadá, como uno de sus posibles destinos para comenzar uan nueva vida. 

Por el viaje en barco para escapar de Siria, se habría pagado 2900 euros. 

Hoy fueron enterrados los cuerpos de Aylan de tres años, Galip, su hermano de cinco y su esposa Rehan. La misma tuvo lugar en Kobane, Siria, donde asistieron cientos de personas para brindar su apoyo al hombre que perdió a su familia.