Menu Big Bang! News
Mundo CRÍTICAS DESDE MÉXICO

Cero en diplomacia: Trump y Sarkozy contra la inmigración

Para el millonario estadounidense, son “problemáticos, traficantes, delincuentes e incluso violadores”. Para el presidente francés, pueden compararse a “una gran pérdida de agua”.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Dos protagonistas de la escena internacional -el multimillonario Donald Trump y el presidente francés Nicolas Sarkozy- son noticia por sus desafortunadas declaraciones sobre la inmigración.

El aspirante a la presidencia por el Partido Republicano reafirmó sus opiniones sobre los mexicanos en Estados Unidos con una frase terminante: “No dije nada que no quisiera decir".

Trump se había referido a ellos como problemáticos, traficantes, delincuentes e incluso violadores.

"Traen droga, traen delincuencia, son violadores y algunos, asumo, son buenas personas, pero he hablado con guardias fronterizos y me dicen lo que estamos recibiendo”. Estados Unidos, se quejó, es "el basurero para los problemas de todos los demás". Después reconoció: "Lo hice sin notas. Me gusta salirme un poco del guión y me apego a todo lo que dije”.

Como era de esperar, el gobierno de México criticó al magnate. "No conoce la aportación de todos los migrantes, de prácticamente todas las naciones del mundo, que han llegado a apoyar el desarrollo de los Estados Unidos", dijo Miguel Ángel Osorio Chong, secretario de Gobernación.

LA CONEXIÓN FRANCESA           

En una línea similar, el francés Sarkozy había criticado la propuesta europea de repartir a las personas que piden asilo entre los países europeos calificando al flujo de inmigrantes como una "gran pérdida de agua" que debe administrarse.

Su frase completa fue: "En una casa hay un tubo que estalla, y echa agua en la cocina; el plomero llega y dice ‘tengo una solución: vamos a dejar la mitad en la cocina, poner un cuarto en el salón, un cuarto en la habitación de los padres y si no alcanza, en la habitación de los chicos’".