Menu Big Bang! News
Mundo fifagate

Combo completo: Coca Cola y McDonald's exigen que Blatter se vaya de la FIFA

Ambas marcas se unieron para pedir la renuncia del suizo a la máxima entidad del fútbol mundial. Otros sponsors poderos, como Visa y Sony, amenazan con cancelar su patrocinio. Mientras tanto, Blatter otorga negocios millonarios a una empresa presidida por su sobrino y es investigado en Suiza. 

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Los escándalos que rodean a Sepp Blatter parecen no acabar nunca. Se conoció la noticia de que el suizo le entregó un negocio millonario a una empresa que es propiedad de su sobrino. La firma se llama Infront Sports & Media AG y pertenece a Phillipe Blatter, adquirió los derechos del negocio de la venta de entradas para los dos próximos Mundiales, las Copas del Mundo de Rusia 2018 y Qatar 2022. Pero la relación entre tío y sobrino es mucho más fructífera.

Philippe Blatter es sobrino de Sepp  y se hizo acreedor de negocios millonarios vinculados a FIFA. 

Infront tiene sede en Suiza, país del que son oriundos los Blatter. Philippe, el sobrino del mandamás de FIFA, ingresó a la compañía en 2005  y su presencia refrescó la relación entre el gigante que maneja los destinos del fútbol mundial y la empresa de marketing deportivo, un vínculo que agonizaba.

El último éxito de Blatter Jr. fue la adjudicación de los derechos audiovisuales de los Mundiales de Rusia 2018 y Qatar 2022 para 26 territorios de Asia, incluidos China, India e Indonesia. A pesar de que Philippe vendió la sociedad a la firma de capitales chinos Wanda en 1.050 millones de euros, cuyo dueño es el accionista del Atlético de Madrid Wang Jianlin, continuará en su cargo hasta 2020.

Infront es la empresa favorecida por Blatter. Fue vendida en 1.050 millones de euros. 

Pero no es el primer hecho escandaloso que comparten tío y sobrino Blatter. Infront posee parte de la empresa Match Hospitality AG, que se adjudicó los “derechos de hospitalidad” (entradas premium, catering, alojamiento, tickets de protocolo y servicios varios) de los Mundiales de Sudáfrica 2010 y Brasil 2014. 

En Río algo alteró el carril de los acontecimientos, y la policía brasileña detuvo a Ray Whelan, presidente de Match Hospitality. Lo acusó de liderar una red de venta ilícita de entradas. El directivo de la empresa fue detenido, liberado y se profugó. Se calcula que el negocio de las entradas ilegales en el Mundial de Brasil alcanzó los 66 millones de euros, y Jerome Valcke, número 2 en FIFA, fue cesanteado en su cargo. 

Jerome Valcke era el número 2 en la estructura de FIFA, pero fue removida por reventa de entradas. 

Los negocios entre Sepp y Philippe Blatter fueron la gota que colmó el vaso. The Coca Cola Company, uno de los principales sponsors de la FIFA junto a Visa y McDonald’s, pidió que el mandamás suizo “abandone de inmediato su cargo”. Lo mismo hizo la cadena de hamburgueserías que tiene al payaso Ronald como emblema. Según publicó la agencia Reuters, las dos empresas pidieron la renuncia del suizo. 

Coca Cola aporta US$ 30 millones al año; Visa, 25 millones de dólares

La compañía de la gaseosa consideró que la salida de Blatter permitirá un “proceso de reforma creíble y sustentable”. Además se rumoreó que Sony, sponsor durante ocho años y con un contrato de US$ 280 millones, no estaría dispuesta a renovar su compromiso con la FIFA a finales de diciembre.

Visa, otra de las marcas fuertes que patrocina a la FIFA, también amenazó con retirar su apoyo: ”Informamos que reevaluaremos nuestro patrocinio”, señaló en un comunicado. “Como sponsor, contamos con que la FIFA tomará medidas rápidas e inmediatas para solucionar esos problemas”. Quien se sumó al pedido marketinero fue el presidente de la BundesligaReinhard Rauball, quien reclamó la renuncia “en la primera oportunidad disponible”.

Pero el tobogán que aqueja a Blatter no se detiene. El fiscal general de Suiza levantará cargos en su contra por “mala administración criminal” y “apropiación indebida”. Como parte de la investigación criminal, la policía suiza revisará la información en la oficina del presidente del máximo organismo del fútbol mundial. Las autoridades habrían interrogado a Blatter este viernes, en una investigación que podría involucrar a Michel Platini, presidente de la UEFA, por un supuesto pago irregular. 

El fiscal general de Suiza inició una investigación contra Blatter en la que podría estar involucrado Platini.

Ni las marcas, ni el presidente de la Bundesliga, ni las autoridades. Con McDonald’s y Coca Cola, el combo de Josepp Blatter está completo.