Menu Big Bang! News
Mundo conmoción en venezuela

Desde la cárcel, López escribió una carta que leyó su mujer

El líder opositor venezolano aseguró que seguirá luchando para “lograr un cambio en Venezuela”. Ayer fue condenado por su participación en las trágicas manifestaciones contra el presidente Maduro.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

El dirigente opositor venezolano Leopoldo López fue condenado a más de 13 años de prisión, por incitar a la violencia durante las trágicas manifestaciones contra el presidente Nicolás Maduro.

A través de una carta escrita desde dentro de la cárcel y leída por su mujer, Lilian Tintori, López expresó: "Estoy más fuerte y más tranquilo que nunca y decidido a levantarme una y otra vez hasta lograr pacífica y democráticamente el cambio que tanto necesita nuestro país"

En la nota, leída en la plaza José Martí frente a decenas de seguidores, el opositor descartó sentirse arrepentido de entregarse en febrero del año pasado a las autoridades, y sostuvo que fue condenado por la "infamia y la mentira de una elite que no tiene escrúpulos cuando de defender sus groseros privilegios se trata".

López, de 44 años, educado en Harvard y ex alcalde del municipio capitalino de Chacao, deberá cumplir una condena de 13 años, 7 meses y siete días de prisión.

López se encuentra en un sector especial de la cárcel.

Luego de la condena de su esposo, Tintori relató a la prensa que en el momento que López era esposado por los militares al salir del tribunal el jueves por la noche, el dirigente estiró sus brazos y dijo que "estas esposas me las va a quitar el pueblo de Venezuela. Durante dos horas y media me cerraron la reja y no me dejaban salir, pero logré sacar un mensaje de Leopoldo para ustedes hoy, después de una larga noche y después de asumir una condena injusta", dijo.

Tintori explicó que conversó con su esposo y que luego de leer la carta, López fue derivado a un sector especial de la cárcel y quedó aislado del resto de los prisioneros.

“Lo metieron en un calabozo de dos por dos, sin luz y con todas sus pertenencias por el piso", lamentó