Menu Big Bang! News
Mundo Acorralado

Desesperado por fueros, Lula presentó un recurso judicial para ser funcionario

El ex presidente denuncia una "persecución mediática" y requirió a la Corte Suprema que anule el bloque de su nombramiento ministerial. Si asume podría obtener fueros que los resguardarían judicialmente de las denuncias en su contra. 

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

El ex presidente brasileño, Lula da Silva, presentó ayer un hábeas corpus para intentar destrabar su designación como jefe de ministros del Gobierno de Dilma Rousseff.

El ex presidente insiste con asumir como jefe de Gabinete de Rousseff. 

El Instituto Lula denunció este domingo una campaña de "intimidación" judicial y mediática contra el ex presidente y junto a sus abogados pidió que la Corte Suprema anule el bloqueo de su nombramiento ministerial. El recurso fue firmado por la defensa del líder del Partido de los Trabajadores (PT) y seis renombrados juristas brasileños.

Los abogados de Lula solicitan que se anule la decisión tomada el pasado viernes por Gilmar Mendesmagistrado de la Corte que ordenó la suspensión del nombramiento de Lula como ministro y lo privó del fuero asociado a ese cargo que le otorgaría resguardo judicial.

Mendes, el juez que tiene en la mira a Lula y Rousseff. 

Se trata del juez responsable de haber aplicado 93 condenas en los últimos dos años a implicados en el caso de corrupción en la petrolera estatal Petrobras. Fue el mismo que también ordenó que Lula fuera interrogado en una comisaría el pasado 4 de marzo y puso escuchas telefónicas para investigar al ex presidente.

Seis abogados de Lula presentaron el hábeas corpus para que se integre al Gobierno. 

"Lula no ha sido acusado de ningún crimen, incluso después de haber sido sometido a una verdadera invasión [de su vida privada] y a intimidaciones en los últimos meses", detalló el comunicado, el cual además denunció un "acoso mediático".

La estrategia del ex presidente consiste en evitar que la causa vuelva a la jurisdicción del juez Sergio Moro, el responsable del caso de corrupción en Petrobras. En la solicitud argumentan que el Juez puso escuchas "ilegales" contra Lula, su familia y el bufete de abogados que representan al ex mandatario y luego las divulgó, incluyendo conversaciones entre el expresidente y su sucesora, Dilma Rousseff.