Menu Big Bang! News
Mundo fuga

Detuvieron al empresario acusado de ser el financista del Chapo Guzmán

Se trata de Manuel Trillo, quien está detenido acusado de financiar la fuga del capo narco más buscado del mundo. Además, lo señalan como el encargado de comprar propiedades para lavar dinero del cártel de Sinaloa y de lavar activos. Le dicen “La Trilladora”. 

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Se llama Manuel Trillo y está acusado de financiar la fuga del narcotraficante más buscado del mundo, Joaquín “El Chapo” Guzmán. Lo detuvieron en el penal de máxima seguridad del Altiplano, en el centro de México, según informó la fiscalía mexicana. Trillo, a quien conocen como “La Trilladora” fue detenido en la ciudad de Puebla. Llevaba un arma de fuego. Tres días después fue trasladado al penal, acusado de ser uno de los facilitadores de la fuga del capo narco el pasado 11 de julio.

Manuel Trillo, el empresario acusado de ser financista del Chapo. 

Según las investigaciones, Trillo es quien maneja las finanzas del cártel de Sinaloa, y se cree que fue el encargado de financiar la construcción del túnel de 1.5 kilómetros por el cual se fugó el Chapo. También se lo acusa de comprar propiedades entre 2012 y 2015 con fondos de la organización criminal. Es decir, de lavar activos mediante la compra de inmuebles. 

El túnel por el que escapó el Chapo tiene 1,5 kilómetros de largo. 

El diario El Universal publica que Trillo se movía con tres identidades falsas. Gracias a este ardid, el financista podía moverse con comodidad en el mundo criminal y a la vez forjarse una vida social y económica aceptable, con negocios, restaurants, una casa de cambio y hasta un vínculo con una cadena de cafeterías, que serviría como pantalla para lavar dinero a nombre del cártel. The Italian Coffe Company -la cafetería- desmintió cualquier vinculación con el financista.

El capo del cártel de Sinaloa huyó del penal de Altiplano el 11 de julio pasado. 

Según esta misma investigación del diario mexicano, Trillo se conectó con el Chapo porque era dueño de un aeródromo en la ciudad de Atlixco. Primero se convirtió en chofer y luego fue creciendo. Le facilitaba dinero, viviendas, aviones y cobertura a Guzmán. Las autoridades mexicanas llevan detenidas alrededor de 30 personas que, se presume, colaboraron en la fuga del capo narco.