Menu Big Bang! News
Egipto: reconocen que un atentado terrorista derribó un avión

Mundo Un Airbus

Egipto: reconocen que un atentado terrorista derribó un avión

Rusia reconoció este martes que el avión ruso que se estrelló en Egipto con 224 personas a bordo explotó debido a una bomba colocada por terroristas. Para obtener más información, se ofrecen 50 millones de dólares como recompensa. 

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Rusia admitió que la causa de la tragedia aérea del Airbus de la compañía rusa Kogalymavia, que explotó el 31 de octubre en Egipto con 224 personas a bordo, se debió a una bomba y los servicios secretos rusos anunciaron una recompensa de 50 millones de dólares por información sobre los responsables del atentado contra el vuelo.

224 personas estaba a bordo del avión derribado en Egipto. 

“El Servicio Federal de Seguridad (FSB, por sus siglas en ruso, antigua KGB) se dirige a la comunidad rusa e internacional con una solicitud de ayuda para la identificación de los terroristas; por la entrega de informaciones que ayuden a la detención de los criminales será pagada una recompensa de 50 millones de dólares”, informó el Centro de Relaciones Públicas del organismo ruso.

La destrucción total del avión se realizó en 23 minutos. Fue un atentado terrorista.

En el Airbus A321 de la compañía aérea Kogalymavia, que volaba entre el balneario egipcio Sharm el Sheij y San Petersburgo, se destruyó el aire 23 minutos después de despegar, en la península egipcia del Sinaí. Los 217 pasajeros y siete tripulantes que se encontraban a bordo murieron en el siniestro, el peor de la historia de la aviación rusa. 

Ofrecen 50 millones de dólares como recompensa a los que brinden datos.

Por su parte, el director del FSB, Alexander Bórtnikov, dijo que “A bordo del vuelo A321 estalló un artefacto explosivo artesanal de una potencia de hasta 1 kg de TNT”, citado por Sputnik Mundo y EFE.

Según valoraciones de nuestros especialistas, a bordo de la nave aérea en pleno vuelo se activó un artefacto explosivo con una potencia equivalente a 1 kg de TNT, a consecuencia de lo cual el avión se desintegró en el aire, lo cual explica el esparcimiento de los fragmentos del fuselaje del avión a gran distancia”, informó en la reunión sobre los resultados de la investigación sobre el siniestro del avión ruso en el Sinaí.