Menu Big Bang! News
Más de dos millones de personas acompañaron al Papa, en las misas de Guayaquil y Quito a cielo abierto, y por las calles de Ecudor a su paso.

Más de dos millones de personas acompañaron al Papa, en las misas de Guayaquil y Quito a cielo abierto, y por las calles de Ecudor a su paso.

Mundo Gira

El Papa se despidió de Ecuador y ahora busca conquistar Bolivia

El Sumo Pontifice viaja a La Paz, donde solo permanecerá cuatro horas para evitar problemas con la altura. Lo recibirá Evo Morales, quen al asumir suspendió el uso de la Biblia y otros símbolos católicos.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

El Papa Francisco terminara en una horas su visita a Ecuador y emprenderá el viaje a Bolivia, donde arribará cerca de las 17 (hora argentina) para continuar su segundo peregrinaje por Sudamérica que también lo llevará a Paraguay.

El Sumo Pontífice está “muy impresionado” por la participación popular en las misas que celebró al aire libre, en Guayaquil y Quito, dijo ayer el portavoz del Vaticano, Federico Lombardi, en la habitual rueda de prensa que cierra la jornada.

"Para mí y para el Papa, la participación popular es el aspecto más impresionante", expreso Lombardi como resumen del primer tramo de la gira.

Lombardi resaltó los casi 2 millones de personas, entre las que acudieron a las misas y las que se agolparon por las calles para verlo pasar.

En su última noche en Ecuador, el Papa rompió nuevamente el protocolo para despedirse de la gente.

Anoche salió por tercera vez a los balcones de la Nunciatura porque la gente le pedía una bendición. 

Francisco les brindó la bendición y rezó con la gente. Luego los mando a dormir advirtiéndoles que no pasen las noches en las calles. “Que sueñen con los angelitos”, dijo.

Prueba de ello fue que Francisco volvió a salir a la puerta de la Nunciatura, donde se alojó en su estadía ecuatoriana, para saludar a las miles de personas que por tercera vez le llamaron para que les impartiese una bendición.

"No se les ocurra pasar la noche aquí", les dijo el Papa argentino que rezó con ellos, les impartió la bendición y les invitó a irse a dormir "y soñar con los angelitos".

Lombardi también contestó a las numerosas preguntas que le han llegado sobre protestas que en estos días se han vivido en algunos momentos de las manifestaciones públicas contra el presidente del país, Rafael Correa.

Francisco, dijo Lombardi, ha quedado "en un nivel superior" a estas propuestas "enviando un mensaje de amor y unidad al pueblo ecuatoriano". En varios tramos de sus homilías, Francisco resaltó “el valor de la familia” y criticó “los gobiernos totalitarios”.

El Papa ha querido dar "una contribución muy positiva, de esperanza, pero sin negar los problemas que pueden existir", agregó el portavoz.

Nuevo destino

El arribo de Francisco a Bolivia está previsto para las 17 (hora Argentina). Allí el presidente Evo Morales, un gran seguidor del Papa, ha señalado que no podría estar más feliz de que ambos estén de acuerdo en que el capitalismo fomenta la desigualdad social y deja a los pobres atrás pero hasta que Francisco fue elegido Sumo Pontífice su gobierno ha tenido una accidentada relación con la Iglesia católica.

Francisco se despidió de Ecuador en medio del canto de un coro y del saludos de los niños.

Terreno esquivo

En cuanto Morales asumió el cargo en 2006, la Biblia y la cruz fueron retiradas del palacio presidencial. Una nueva constitución en 2009 hizo del país, de mayoría católica, un estado secular y en las ceremonias oficiales del estado, los ritos andinos sustituyeron a los católicos.

Todo ello plantea el escenario para un interesante vaivén diplomático cuando Francisco aterrice en La Paz para una visita oficial. Cabe aclarar que por su edad, 78 años, y por su estado de salud, a Francisco le falta un pulmón, la visita a La Paz no superará las cuatro horas, para evitar así el efecto de los 4000 metros de altura. Luego, cerca de la noche viajará hacia Santa Cruz de la Sierra donde está programada el grueso de su actividad.

Morales recibirá al Papa en el aeropuerto y después lo acompañará a un encuentro con autoridades y diplomáticos locales.