Menu Big Bang! News
Mundo Paris bajo fuego

El atentado se produjo mientras debatían los candidatos a la presidencia de Francia

El tiroteo en el que murió un policía y su atacante se produjo al mismo tiempo que los candidatos debatían antes de las elecciones del domingo. Suspenden los actos proselitistas. El antecedente.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

El ataque terrorista que sacudió Paris y que obligó a cerrar las inmediaciones de los Campos Eliseos, la avenida más importante de Francia, no es casual ni geográfica ni políticamente. Si bien algunas fuentes sostenían que podría ser un asalto o un ataque "aislado" a la policía, la versión se desarmó rápidamente: Isis se atribuyó la autoría a través de las redes. Parecía obvio. 

La principal avenida de Paris tomada por la policía.

El presidente, François Hollande, convocó a una reunión de emergencia en el Elíseo a la que han acudido el primer ministro, Bernard Cazeneuve, y el ministro del Interior, Matthias Fekl para analizar la situación, que claramente apunta a desestabilizar el país en los días previos a las elecciones, ya que los candidatos son el blanco declarado, según la inteligencia gala. 

Las claves

El tiroteo se produjo a solo cuatro días de las elecciones presidenciales, lo que multiplicó la seguridad en todo el país galo, ya que hubo un antecedente: el martes, dos presuntos terroristas fueron detenidos en Marsella, en una operación que según las autoridades logró evitar un atentado "inminente" relacionado con la campaña electoral. 

En Marsellla desbarataron un atentado jihadista hace unos días.

En el domicilio de los jóvenes arrestados, que eran vigilados por su "radicalización" en los últimos años, fueron halladas armas de fuego y material explosivo listo para ser utilizado. Todas las agencias de inteligencia antiterroristas se pusieron en alerta máxima.

Sospechan que el objetivo de máxima era acercarse hasta el lugar del debate.

Otro dato que abona la gravedad del hecho es que el ataque ocurrió mientras los 11 candidatos debatían en la televisión pública France 2, quienes se enteraron allí mismo a los pocos minutos de comenzar.

Las reacciones no se han hecho esperar en medio de una campaña marcada por las políticas antiterroristas. De hecho, se suspendieron mucho actos proselitistas. Para los analistas, el ataque favorecería a los partidos de extrema derecha como el de Marie Le Pen.