Menu Big Bang! News
Mundo Video

El desprecio europeo por los refugiados sirios: de patearlos a tirarles comida

En los últimos días tres casos conmueven a Europa por la forma en que algunos políticos y periodistas tratan a los exiliados sirios. Lanzamiento de comida, revoleo de patadas y hasta una “solución final” recuerdan los peores tiempos del viejo continente.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

La crisis migratoria está sacando lo peor del ser humano: ahora se viralizó un video en el que agentes de seguridad le lanzan paquetes de comida a exiliados sirios en el centro de refugiados de la localidad de Roszke, en la frontera sur con Serbia. Por tal motivo, la Policía húngara informó que ya inició una “investigación de emergencia” para identificar a los responsables.

El político austríaco Alexander Spritzendorfer, quien subió el video a YouTube, lamentó que Europa no pueda “tratar como humanos” a los más de 340.000 sirios que ya abandonaron su país para escapar de las garras del sangriento Estado Islámico de Siria e Irak. Por su parte, autoridades húngaras explicaron que sus agentes de seguridad deben estar durante largas jornadas trabajando en “condiciones imposibles”.

No es la primera vez que la crisis migratoria demuestra lo que el ser humano es capaz de hacer. La semana anterior, la camarógrafa Petra Laszlo fue echada del Canal 1 de ese país luego de que se conocieran videos en el que se la veía pateando a tres sirios mientras ella misma filmaba cómo los exiliados continuaban su camino hacia Alemania.

Como si fuera poco, la integrante del Partido Demócrata sueco Gunilla Schmidt propuso una cuasi “solución final”:

“La solución a la crisis migratoria es instalar una ametralladora en el puente de ​Øresund.

Por suerte, las nuevas generaciones demuestran que no todo está perdido: como se observa en la foto, un niño sirio refugiado le ofrece una galletita a un policía húngaro que tenía orden de detenerlo.

La imagen demuestra que no todo es violencia y olvido.