Menu Big Bang! News
El "que se vayan todos" brasileño: Lula acusó al vice de planear un "golpe"

Mundo Terremoto político

El "que se vayan todos" brasileño: Lula acusó al vice de planear un "golpe"

El ex presidente consideró que el juicio político impulsado por el vicepresidente contra Dilma Rousseff es un "golpe de Estado". Los brasileños se movilizan a favor y en contra del Gobierno.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Lula da Silva acusó hoy al vicepresidente de Brasil, Michel Temer, de intentar llevar adelante un golpe de Estado contra Dilma Rousseff: "Usted, como profesor de Derecho, sabe que el juicio político que impulsa contra la presidenta es un golpe". Y continuó: "El día de mañana le preguntarán a sus hijos, a sus nietos, lo que hizo".

Otros tiempos: el vicepresidente Michel Temer aplaudiendo a la presidenta Dilma Rousseff.

La respuesta de Michel Temer no se hizo esperar: "Justamente por ser profesor de Derecho Constitucional tengo conciencia de que no se trata de un golpe". Es que el Partido del Movimiento Democrático (PMDB) decidió el martes romper la alianza con el Partido de los Trabajadores (PT) para habilitar el "impeachment" contra Dilma Rousseff.

El ex presidente Lula da Silva considera al juicio político contra Dilma Rousseff como un "golpe de Estado".

De hecho, el vicepresidente ya planifica un plan de gobierno, "Un puente para el futuro", en caso de que la Comisión de Juicio Político consiga elevar su dictamen ante la Cámara de Diputados para debatir el "delito de responsabilidad" de la presidenta Dilma Rousseff en el cumplimiento de la Ley de Presupuesto.

Desde que explotó el Petrolao, en Brasil se suceden protestas a favor y en contra del Gobierno.

El PMDB de Michel Temer ha sido clave para la gobernabilidad del PT de Dilma Rousseff. Es que no sólo cuenta con la vicepresidencia de la Nación sino también con (hasta el martes) 7 ministerios, las presidencias provisionales de las cámaras de Diputados y de Senadores, 7 gobernadores y 1.041 intendentes a lo largo y a lo ancho del Brasil.

""¡Que se vayan todos!", exigieron quienes se movilizaron ayer contra el Gobierno de Dilma Rousseff en todo Brasil.

Finalmente, el ex presidente de Brasil, Lula da Silva, todavía tiene esperanzas de que la Corte Suprema de Justicia finalmente lo habilite el próximo jueves a asumir como jefe de Gabinete del Gobierno de Dilma Rousseff luego de que dos jueces se lo prohibieran por considerarlo un "salvoconducto" para dejar de ser investigado en el Petrolao. Como sea, una parte de la sociedad de Brasil ahora exige "que se vayan todos".