Menu Big Bang! News
Mundo Francisco se reunió con Barack Obama

Una ciudad cubierta por el operativo de seguridad

En Washington se montó un gran operativo de seguridad, que contó con la presencia de cientos de efectivos de la policía. Hay calles bloqueadas al tránsito a varias cuadras de la Casa Blanca.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Las calles de Wahsington se encuentran paralizadas por la visita del Papa Francisco, quien brindó un discurso desde la Casa Blanca junto al presidente de los Estados Unidos, Barack Obama.

En la Ciudad se ve un fuerte operativo de seguridad en la zona, que incluye cientos de efectivos de la policía, los servicios secretos y un helicóptero que sigue de cerca las actividades del Sumo Pontífice.

Así es el operativo de seguridad que montaron las autoridades de los Estados Unidos por la visita del Papa.

En la primera jornada del Papa Francisco en los Estados Unidos, la seguridad es uno de los ejes centrales para el Gobierno estadounidense. Varias cuadras a la redonda de las zonas que visita en la ciudad de Washington fueron cerradas al tránsito y se ven sólo unas pocas personas que se acercaron a las avenidas por donde está previsto que circule la comitiva papal.

El fuerte operativo de seguridad contó con un despliegue de película, en el que participaron cientos de efectivos de las fuerzas de seguridad para garantizar que no haya percances durante el circuito que realice el Papa. Las 10 mil personas que tuvieron acceso a la plaza donde Francisco ofreció el discurso junto con Obama fueron revisadas intensamente por efectivos policiales. 

En el área de acreditaciones las autoridades desplegaron un monumental operativo de seguridad.
Las calles de Washington se encuentran paralizadas y cerradas al tránsito por la visita del Papa Francisco.

Durante toda su visita por los Estados Unidos, el Papa contará con un fuerte operativo que seguirá cada una de sus actividades de cerca. Hoy fue la primera de las actividades oficiales de Francisco en los Estados Unidos, que permanecerá en Norteamérica hasta el domingo, cuando emprenda el regreso al Vaticano.

Miles de personas salieron a las calles para ver de cerca a Francisco en su paso por las calles.