Menu Big Bang! News
Mundo escándalo en el fútbol

FIFAgate: Burzaco puso en la mira a las confederaciones sudamericanas

El ex CEO de Torneos aún negocia con la Justicia de EE.UU. una mejora legal a cambio de información valiosa sobre las coimas a integrantes de la Conmebol. La nueva vida del hombre que desnudó la red de sobornos.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

A casi un año de producirse el escándalo de corrupción más grande que jamás haya salpicado a la FIFA, el empresario argentino Alejandro Burzaco aún negocia con las autoridades judiciales de Estados Unidos una mejora en su pronóstico legal a cambio de información valiosa.

Burzaco, el hombre que puso en la mira a dirigentes de la Conmebol. 

Es que el ex CEO de Torneos, que pasa sus días en un cómodo departamento en Brooklyn, condición por la que pagó más de 20 millones de dólares en fianza, entiende que las negociaciones con los jueces federales de Nueva York asoman más complejas de lo que parecían.

La única opción de Burzaco para evitar varios años de prisión es revelar el complejo circuito por el que se pagaron coimas a dirigentes de la Conmebol, a cambio de su apoyo en la compra de derechos de televisión de las selecciones sudamericanas. Y según confiaron a BigBang fuentes íntimas del empresario, la lista de nombres que entregó abarca a dirigentes de la mayoría de las confederaciones de fútbol del continente.

Las oficinas de Torneos fueron allanadas tras la detención de Burzaco. 

BigBang resumió los nombres que el ex CEO de Torneos habría “entregado” a la Justicia norteamericana y a quienes -explicó- les otorgó sobornos millonarios para favorecer los negocios de su firma.

Entre los argentinos involucrados estarían los ex secretarios generales de la Conmebol, Eduardo Deluca y José Luis Meiszner, este último íntimamente relacionado con el ex jefe de Gabinte Aníbal Fernández. Ambos se conocieron en Quilmes durante la década de los noventa, cuando Meiszner era presidente de Quilmes y Fernández intendente de esa localidad. Su vínculo comenzó cuando la institución deportiva recibió un generoso aporte del municipio para renovar su estadio.

Meiszner, el hombre que podría vincular a Fernández con el escándalo de la FIFA. 

Por el lado de Paraguay, el apuntado sería Juan Ángel Napout, ex presidente de la Conmebol y vicepresidente de la FIFA, miembro del Comité Ejecutivo de la entidad madre del fútbol y ex presidente de la Federación Paraguaya de Fútbol.

Napout, otro de los apuntados por el ex CEO de Torneos. 

Ricardo Teixeira, ex titular de la Confederación de fútbol de Brasil y miembro del Comité Ejecutivo de la FIFA es el hombre en la mira de la justicia estadounidense. A este se le suman los apellidos de Luis Gustavo Chiriboga, al frente de la Federación Ecuatoriana de Fútbol (FEF) y miembro del Comité Ejecutivo de la Conmebol, y el de Carlos Chávez, ex tesorero de la Conmebol, y ex presidente de la Federación Boliviana de Fútbol.

Chiriboga, otro de los apellidos que habrían sido apuntados por Burzaco. 

En tanto, en el paquete de dirigente que Burzaco vinculó con el cobro de coimas, se destacan dirigentes de Perú, Honduras y Guatemala, cuyos nombres aún se mantienen en reserva.