Menu Big Bang! News
Mundo ¿Queja Vaticana?

Polémica por los invitados gay al "encuentro oval"

Según el portal Infovaticana, la invitación a la recepción de un obipso protestante homosexual, un transexual activista del lobby gay y una monja defensora del feticidio de Planned Parenthood habría desatado cuestionamientos de la Santa Sede. Temen que se saquen fotos con Francisco.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

La visita del Papa a los Estados Unidos promete ser una fiesta, pero también tiene su costado polémico. Es que según publica la página ultraconservadora Infovaticana, el presidente Barack Obama habría invitado a la recepción a un obispo protestante homosexual, a un transexual activista del lobby gay y a una monja defensora del feticidio perteneciente a Planned Parenthood.

Esto se puede interpretar como un gesto de provocación al Sumo Pontífice, habida cuenta que el Vaticano habría objetado la lista de invitados para darle la bienvenida a Francisco en la Casa Blanca, argumenta.

“Los cuestionamientos tienen que ver con la presencia de Gene Robinson, primer obispo episcopal en declararse abiertamente gay; la mujer travestida Mathew Williamson y la hermana Simone Campbell, directora ejecutiva de Network, una organización defensora del feticidio dirigida por una supuesta monja católica.

Gene Robinson, el primer obispo episcopal que se declaró abiertamente gay. 

Gene Robinson, hizo historia al convertirse en el primer obispo episcopal abiertamente gay en 2003 y, posteriormente, el primer obispo en divorciarse de su pareja gay en 2014, después de haberse previamente separado de la que fuera su esposa durante 14 años”, según Infovaticana. 

 

Simone Campbell, directora ejecutiva de Network, una de las invitadas cuestionadas. 

Mathew Williamson, una mujer travestida y ex copresidente del Caucus de Transexuales por la Dignidad EE.UU, dice que a pesar de que ahora piensa en sí misma como un hombre, ella sigue siendo atraída por varones 

Matthew Williamson. 

De acuerdo con un alto funcionario del Vaticano, la Santa Sede teme que cualquier foto del Papa con cualquiera de estos invitados pueda ser tomada como un respaldo a sus actividades.

Obama, defensor de Planned Parenthood, pretendería utilizar la imagen del Pontífice para conseguir una imagen que ejemplifique el respaldo del Papa a sus ideas “destructivas”, según Infovaticana.

Por su parte, la Casa Blanca manejó con reserva la lista de invitados y, cuando el vocero presidencial Josh Earnest fue cuestionado al respecto, desestimó los reportes de prensa que habían revelado la inclusión de dichos invitados. “No nos fijemos en dos o tres invitados,” dijo.