Menu Big Bang! News
Mundo Divisiones en la isla

Francisco recalentó Cuba: la hija del Che, furiosa con los Castro

Aleida Guevara criticó el pedido del Partido Comunista de Cuba, que instó a los militantes a asistir a la misa que brindó esta mañana el Papa Francisco en su paso por la isla. “Yo lo voy a recibir como a un visitante, pero no voy a ir a la Iglesia”, aclaró.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Con el histórico desembarco del Papa Francisco a Cuba, quien ayer arribó a la isla, se despertaron críticas por el pedido del Partido Comunista, que solicitó a los militantes que asistan a la misa principal brindada esta mañana en la Plaza de la Revolución. Aleida Guevara, segunda hija de Ernesto “Che” Guevara, criticó la convocatoria y hasta la calificó de “hipócrita”.

Aleida, la hija del “Che” Guevara cuestionó, al gobierno cubano por convocar a la misa de Francisco.

En diálogo con la agencia AFP, Aleida señaló: “El Partido Comunista de Cuba nos pide a los militantes que vayamos a la misa, que recibamos al Papa Francisco; es como una tarea de Partido, prácticamente. Con la cual yo no estoy de acuerdo”.

“No voy a ir a la misa, ¿qué voy a hacer parada ahí, horas y horas? Mi papá está ahí en la Plaza porque es símbolo de este país

De pequeña, en 1963, junto a Fidel Castro y su padre, Ernesto “Che” Guevara.

Yo voy a recibir al Papa como un visitante, me parece que eso es lo correcto porque viene a mi casa y yo lo recibo con lo mejor que tengo, eso es lógico”, apuntó Guevara, quien agregó: “Pero ir a una misa no, porque aquí hay libertad de credo y yo no creo, por tanto no tengo por qué ir”. Por último, la heredera del líder revolucionario cubano ironizó: “¿Qué voy a hacer parada ahí, horas y horas? Mi papá está ahí en la Plaza porque es símbolo de este país”..

Francisco rumbo al altar. De lejos, imagen del Che que parece observar la polémica.

En su paso por Cuba, Francisco celebrará varias misas. Además de la central, que ofreció esta mañana en la Plaza de la Revolución y que contó con la presencia de la presidenta de la Argentina, Cristina Fernández de Kirchner, tiene previstas otras dos: una mañana, en Holguín, y otra el martes, en la Basílica menor del Santuario de la Virgen de la Caridad del Cobre, en Santiago de Cuba.