Menu Big Bang! News
Mundo FBI vigila a Gabriel García Márquez

Gabriel García Márquez fue espiado por el FBI durante 20 años

Según el diario “The Washington Post”, la agencia estadounidense espió al premio Nobel de Literatura entre 1961 y 1985. El espionaje comenzó cuando el colombiano se instaló en Estados Unidos para trabajar como corresponsal de la agencia cubana de noticias.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

El FBI, la Agencia Federal de Investigaciones de los Estados Unidos, mantuvo estrictamente vigilado al escritor colombiano Gabriel García Márquez durante más de 20 años, según un informe del diario The Washington Post.

Fue escritor,novelista, cuentista, guionista, editor y periodista colombiano.

Según el diario, al Nobel de literatura, lo empezaron a seguir cuando se trasladó a Manhattan con su esposa Mercedes Barcha y su hijo Rodrigo en 1961, para trabajar como corresponal para la recién fundada agencia de noticias cubana, Prensa Latina

En ese entonces el director del FBI era Edgar J. Hoover y ordenó que “en el caso de que García Márquez entre en EE.UU. por cualquier motivo, el FBI debía ser avisado de inmediato”.

Gabriel García Márquez pagaba entonces alrededor de unos US$ 200 mensuales para vivir en el hotel Webster junto a su esposa y su pequeño hijo. Desde allí enviaba sus reportes para la agencia en la que también trabajaba el periodista argentino Rodolfo Walsh.

Su obra más conocida fue “Cien años de soledad”.

El diario obtuvo 137 páginas desclasificadas del expediente que la agencia federal mantuvo activo durante años sobre el premio Nobel de Literatura.

El hijo mayor de García Márquez, Rodrigo, afirmó que “no tenía idea de que el FBI le seguía el rastro a su padre pero a su vez, no se mostró sorprendido por el hecho”, dice el diario.

“Considerando que un colombiano estaba en Nueva York abriendo una agencia de prensa para el gobierno cubano, no resultaría inusual que lo estuvieran espiando”, indicó Rodrigo.

García le aseguró también al Washington Post que su padre le habría comentado que durante los años 1960 y 1961 terminaba su trabajo y a su vuelta a casa notaba que lo seguían dos hombres que se comunicaban por silbidos.

Obtuvo el premio Nobel de Literatura en 1982.

Considerado el padre del realismo mágico falleció 17 de abril del 2014, a sus 87 años. Aunque no hay constancia de que el FBI llegara a abrir una investigación criminal contra “Gabo”,  pasó a formar parte de la lista de autores bajo la mira de Hoover como Ernest Hemingway, John Steinbeck o Norman Mailer.