Menu Big Bang! News
Mundo Venció el "NO"

Grecia: Tres de cada dos rechazaron el acuerdo con la UE

En el referéndum de hoy la mayoría de los griegos decidió No aceptar la propuesta de la Unión Europa y negociar por su cuenta, es un espaldarazo para el primer ministro, Alexis Tsipras.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Prácticamente dos de cada tres votantes rechazó hoy el acuerdo con los acreedores en el referéndum celebrado hoy en Grecia. Con el 60,19% de los votos escrutados, los resultados oficiales dan al "no" un 61,31% de los votos frente al 38,69% del "sí"

El 5,72% de los votos se emitió en blanco o fue nulo. El porcentaje de participación electoral es de 60,58%.

Una muchedumbre llena el centro de Atenas, celebrando la victoria del "Oji" ("No") y tiene esperanza de que las autoridades se presenten ante los manifestantes.

El pueblo griego eligió no negociar en condiciones desfavorables y apoyó al primer ministro.

Tal como lo habían proyectado los sondeos de boca de urna, la opción del "No" -impulsada por el gobierno del primer ministro Alexis Tsipras. De esta forma, Tsipras se mantendría al frente del Ejecutivo y ofrecería una nueva oferta a los acreedores para renegociar la deuda de Grecia.

La Unión Europea (UE) sugería a los ciudadanos votar por el "Sí", mientras que el Gobierno llamaba a elegir el "No" a las condiciones de los acreedores de Grecia (UE y FMI) para seguir financiando al país. De hecho, desde el bloque europeo alertaron que la opción del "No" pondría en riesgo la continuidad de Grecia dentro de la Eurozona.

Tras una semana de corralito y con el país en default con el FMI, hoy terminó el plan de asistencia financiera de la UE.

Tsipras declaró que "nadie puede ignorar la voluntad del pueblo de vivir, de vivir con determinación y de tomar las riendas de su destino". Centenares de personas comenzaban a reunirse en Atenas para celebrar lo que se considera un triunfo del gobierno.

La consulta tuvo lugar tras una semana de corralito, para evitar el derrumbe de los bancos, y con el país en default con el FMI desde el martes pasado. El mismo día expiró el plan europeo de asistencia financiera a Atenas.