Menu Big Bang! News
Mundo conflicto en ciernes

Guantánamo se interpone entre Cuba y Estados Unidos

A pesar del restablecimiento de las embajadas, la base que el país del Norte mantiene en la isla es un obstáculo importante para destrabar el bloqueo y normalizar las relaciones definitivamente.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Estados Unidos y Cuba siguen dando pasos importantes en la normalización de sus relaciones. Hoy se anunció la reapertura de las embajadas en las dos capitales para el 20 de julio, pero todavía queda un largo camino.

El gobierno de los hermanos Castro le pidió hoy al de Obama la devolución de la base militar de Guantánamo, pero la Casa Blanca contestó que por ahora “no hay planes” de hacerlo. Un obstáculo importante para terminar con el bloqueo impuesto en 1960.

Para alcanzar la normalización, enumeró el diario Granma, “será indispensable que se devuelva el territorio ilegalmente ocupado” y cesen las transmisiones radiales y televisivas violatorias de las normas internacionales.

Cuba exige la devolución del “territorio ilegalmente ocupado”.

La Habana también exige que “se eliminen los programas dirigidos a promover la subversión y la desestabilización internas y se compense al pueblo cubano por los daños humanos y económicos provocados por las políticas de los Estados Unidos".

Después del entusiasmo por el anuncio sobre las sedes diplomáticas, el secretario de Defensa Ash Carter dijo hoy que "no hay expectativas ni planes con respecto a (la devolución de) la base naval de Guantánamo.

La base, que hoy aloja a sospechosos de terrorismo contra Estados Unidos, es un territorio de 116 kilómetros cuadrados, arrendado en 1903 con carácter perpetuo.

Se conoce poco sobre lo que realmente pasa allí dentro, pero los testimonios de los reclusos sobre sus condiciones de encierro llaman constantemente la atención de los organismos de Derechos Humanos en todo el mundo.