Menu Big Bang! News
Mundo EEUU festejó e Israel se quejó

Histórico acuerdo para controlar el programa nuclear de Irán

Las potencias mundiales llegaron a un acuerdo para seguir de cerca los avances en materia nuclear del país islámico. De esta forma se disipan los fantasmas de un posible conflicto armado con Estados Unidos. La palabra de Obama y la queja de Israel.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Tras 18 días de intensas y complejas negociaciones, las potencias mundiales e Irán alcanzaron un acuerdo histórico para frenar el programa nuclear de Teherán a cambio de aliviar en miles de millones de dólares las sanciones internacionales que pesan contra el país.

El acuerdo que tuvo lugar en Viena fue diseñado para calmar la amenaza de un Irán con armas nucleares y la posibilidad de evitar, de este modo, otra intervención militar de Estados Unidos en el mundo musulmán. Además de estos dos países, participaron representantes de Gran Bretaña, China, Francia, Alemania y Rusia.

Federica Mogherini, a cargo de la seguridad de la UE junto a John Kerry, sec. de seguridad de EE.UU.  

El acuerdo impedirá que Irán produzca material suficiente para un arma nuclear durante al menos 10 años e impone la posibilidad de inspecciones en las instalaciones iraníes, incluyendo centros militares.

La exitosa negociación representa un acercamiento bilateral entre Estados Unidos e Irán luego de años de fuertes tensiones entre dos países que se han calificado mutuamente de "principal estado patrocinador de terrorismo'' y "el Gran Satán''.

Las reunión entre Irán y las potencias mundiales duró más de 18 horas.

"Este es un momento histórico'', dijo el ministro de Exteriores de Irán, Mohamed Javad Zarif, esta mañana durante su participación en la última sesión de las negociaciones. Por su parte, el presidente iraní Hassan Rouhani celebró el acuerdo nuclear.

La repercusión en el gobierno norteamericano

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, aseguró que el acuerdo con Irán "corta todas las vías para un arma nuclear" y convierte al mundo en un lugar más seguro. A su vez reconoció que no haber llegado a un acuerdo hubiese aumentado la posibilidad de una carrera armamentística.

En jefe de la Casa Blanca también advirtió que si la república islámica viola lo acordado, "todas las sanciones serán reanudadas y habrá serias consecuencias".

“Error histórico”

Por su lado, el primer ministro israelí Benjamin Netanyahu calificó al acuerdo nuclear alcanzado entre Irán y las grandes potencias como un “error histórico”.

Netanyahu cree que el acuerdo activará “la máquina del terror” de Irán. 

“Según los primeros elementos a los que hemos tenido acceso, ya se puede decir que este acuerdo es un error histórico para el mundo", declaró Netanyahu antes de un encuentro en Jerusalén con el ministro de Relaciones Exteriores holandés, Bert Koenders.

Gracias a este acuerdo, que quiere impedir que Teherán arme una bomba atómica, "Irán recibirá cientos de miles de millones de dólares que le permitirán hacer funcionar su máquina del terror, su agresión y su expansión en Oriente Medio y en el mundo", polemizó.