Menu Big Bang! News
Mundo Izaron la bandera

Histórico: tras 54 años, reabrió la embajada de EE.UU. en Cuba

En la ceremonia estuvo presente el secretario de Estado, John Kerry, el primer diplomático que visita la isla desde 1945. Se restablecerán relaciones comerciales, diplomáticas y sociales. Gran expectativa en ambos países.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Debieron pasar 54 años hasta que la embajada de los Estados Unidos reabriera sus puertas en Cuba. El diálogo entre ambos países comenzó varios meses atrás, y finalmente hoy se logró la visita del primer diplomático estadounidense en décadas: el secretario de Estado, John Kerry, participó del acto oficial por el que se “inauguró” el edificio estadounidense en la isla. 

El edificio donde funcionará la sede diplomática. (Foto:CNN)

La ceremonia finalmente se concretó con el izado de la bandera de los Estados Unidos, que había sido arriada hace más de 50 años. De este modo, ambos países iniciarán una nueva etapa en las relaciones, que según indicaron ambos jefes de Estado, tanto Raúl Castro como Barack Obama, será de manera cordial.

Kerry pronunció un discurso parar abrir formalmente la embajada, que había sido cerrada hace 54 años por el régimen que entonces presidía Fidel Castro. El izamiento de la bandera se realizó delante del macizo edificio de hormigón que adorna el Malecón. La visita del secretario de Estado durará al menos 12 horas en la capital cubana.

El interior de la embajada, con los símbolos icónicos de EE.UU. (Foto: CNN)

Durante su discurso, el funcionario estadounidense señaló que “no hay nada que temer, serán muchos los beneficios de los que gozaremos cuando permitamos a nuestros ciudadanos conocerse mejor, visitarse con más frecuencia, realizar negocios en forma habitual, intercambiar ideas y aprender los unos de los otros”, sostuvo.

La funcionaria Martina Polt con el nuevo escudo que lucirá en el hall de entrada. (Foto: CNN)

Además, Kerry indicó que “verdaderamente una ocasión memorable y un día para dejar a un lado viejas barreras y explorar nuevas posibilidades”. 

El ascenso de los colores de Estados Unidos fue acompañado por la ejecución de los himnos de ambos países,instrumentados por una banda del Ejército estadounidense.

Ambos países rompieron diálogo en 1961, en pleno auge de la Guerra Fría por los sucesos conocidos como “la crisis de los misiles” , que mantuvo al mundo al borde de una guerra nuclear. La entonces URSS había instalado proyectiles en Cuba apuntando a los EE.UU. y ambas potencias estuvieron cerca de la confrontación, hasta que los soviéticos aceptaron retirar los vectores.  

Desde 1977 mantenían las denominadas “Secciones de Interés”, entre las que se encontraban las “embajadas de oficio”, que contaban con protección de Suiza.

Cientos de personas se acercaron a presenciar el histórico acto. 

El conflicto encontró un primer acercamiento antes de diciembre pasado, cuando Obama y Castro informaron el inicio de una nueva relación entre ambos países. Cuatro meses después, en el marco de la Cumbre de las Américas en Panamá, ambos jefes de Estado mantuvieron una reunión privada. El pasado 20 de julio, el canciller cubano, Bruno Ridríguez, reabrió la embajada de la isla en Washington.