Menu Big Bang! News
Mundo Poder y cannabis

Jeb Bush le pidió perdón a su madre por fumar marihuana

Lo reveló durante un debate entre precandidatos republicanos a la presidencia de EE.UU. Dijo que lo hizo en el colegio. Después, mandó un tuit que decía “Sorry Mom” (“Perdón, mamá). Quiénes son los poderosos estadounidenses que “hablan del faso”. 

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Entre los reclamos, acusaciones, promesas y chicanas políticas que se vivieron ayer en el debate entre los precandidatos republicanos a la presidencia de Estados Unidos en CNN, hubo un lapso especial.

En un momento, la discusión entre el senador Rand Paul y el ex gobernador de la Florida Jeb Bush se centró en la legalización de la marihuana.

Bush siente culpa por haber fumado marihuana hace 40 años.

La sorpresa no vino por lo polémico del tema, sino por una inesperada y emotiva confesión. Paul afirmó que el problema con la legalización de la marihuana es que había mucha hipocresía alrededor del asunto y que muchos no estaban dispuestos a afirmar que habían consumido la droga en su juventud.

Jeb Bush y su hermano George, ex mandatario, que también admitió haber fumado.

Bush tomó la palabra y dijo que Paul se refería a él, y que le iba a poner las cosas más fáciles. "Está hablando de mí. Y yo fumé marihuana hace 40 años cuando estaba en el colegio, lo admito. Estoy seguro de que muchas otras personas lo hicieron pero no están dispuestas a admitirlo", dijo mirando a los otros candidatos.

Barbara Bush, una figura materna determinante del clan.

Unos minutos después, el precandidato, hijo y hermano de los presidentes George y George W,  tuiteó un corto pero significativo mensaje alusivo a su confesión dirigido a Bárbara Bush: "Perdón, mamá"

Otras confesiones del alto mando

Barack Obama. “Como ya se ha documentado bien, yo fumé marihuana cuando era un menor de edad y lo considero un mal hábito y un vicio, pero no es muy diferente de los cigarrillos que fumé desde que fui un joven hasta gran parte de mi vida adulta. No creo que sea más peligrosa que el alcohol”, dijo el presidente en una entrevista con la revista The New Yorker

Bill Clinton. En 1992, cuando aún era candidato a la presidencia de los Estados Unidos, el entonces gobernador de Arkansas admitió haber experimentado con marihuana cuando vivió en Inglaterra, donde estudiaba en la Universidad de Oxford. En ese entonces fue muy criticado y en una nota trató de minimizar la cuestión: dijo que no tragaba el humo.
La ultraconservadora ex candidata tuvo un desliz de juventud.

Sarah Palin. La republicana que se opone fervientemente al aborto y a los matrimonios entre las personas del mismo sexo parece tener una visión más relajada hacia el consumo de cannabis. En 2006 reconoció al medio Anchorage Daily News de Alaska que había probado y que no podía creer que Bill Clinton “no la había inhalado”.

“Lo hice, pero no me gustó”, dijo. 

El ex alcalde de Nueva York se arrepintió de haberlo confesado.

Michael Bloomberg. El famoso ex alcalde de Nueva York admitió, en 2002, haber fumado marihuana y haberlo disfrutado. “Experimenté de joven, como muchos en mi generación. Nunca miento así que cuando me preguntaron lo admití. ¿Si lamento que mis declaraciones salieran en las primeras planas al día siguiente? Sí, me arrepiento”, dijo en una entrevista.

El hombre que maneja la diplomacia de EE.UU también fumó.

John Kerry. El actual secretario de Estado admitió fumar marihuana durante un debate en 2003, poco antes de convertirse en el candidato a la presidencia por el Partido Demócrata. En el debate, el moderador preguntó a todos los presentes quién estaba dispuesto a aceptar haber fumado en el pasado y el fue el único que asintió.