Menu Big Bang! News
Mundo Reunión en la Casa Blanca

Francisco junto a Obama, "feliz por ser hijo de inmigrantes"

En su primer discurso en EE.UU., el pontífice abordó los temas de la inmigración en ese país, los vínculos con Cuba y el cambio climático; más tarde ambos mantendrán un encuentro privado. 

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

El Papa Francisco y el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, se pronunciaron frente a los 15 mil invitados en la Casa Blanca. Elogios y discursos en torno a temas excluyentes de la actualidad. “Francisco tiene cualidades singulares como persona”, dijo el mandatario. Por su parte Francisco aseguró que “debe rechazarse la injusticia y la discriminación”.   

La imagen que recorre el mundo. Francisco y Obama juntos en la Casa Blanca.

Luego de atravesar el Jardín Sur de la Casa Blanca, Francisco fue recibido por Obama y su esposa Michelle. Se escucharon los himnos de la Santa Sede y Estados Unidos y hubo 21 cañonazos. Obama comenzó su discurso con una bienvenida al Sumo Pontífice y destacó su "la humildad y generosidad". 

En su discurso Francisco pidió luchar contra la “discriminación y la injusticia”.

Francisco se mostró feliz por la bienvenida que le brindó el pueblo norteamericano. “Como hijo de una familia de inmigrantes estoy feliz de ser un huésped en este país, que fue largamente construido por esas familias", comenzó el discurso del Papa, después de las palabras de Obama.

Barack Obama recibe a Francisco en la Casa Blanca. 

Unas 15.000 personas fueron invitadas por el gobierno norteamericano a presenciar el momento histórico en el que Obama y Francisco le hablaron al mundo en un estrado decorado con alfombras y los colores de la bandera estadounidense. "Qué hermoso día nos regala el Señor", aseguró el Presidente de EE.UU y luego agregó: “creo que el entusiasmo por su visita se atribuye a sus cualidades como persona".

Por otra parte agradeció la tarea del Santo Padre para acercar posiciones con Cuba. "Estamos agradecidos por su invalorable apoyo a nuestro nuevo comienzo con el pueblo cubano, que trae la promesa de unas mejores relaciones entre nuestros países, una más grande cooperación en el hemisferio y una mejor vida para el pueblo cubano", dijo. 

El encuentro entre el Papa y el presidente de Estados Unidos repercutió en todo el mundo. Creditos: AP

El Papa llamó a defender el medio ambiente e hizo una particular mención a la situación del deshielo en Cuba. "El cambio climático es un problema que no podemos dejarle pendiente a las generaciones futuras. Estamos viviendo en un momento crítico, aseguró. 

 

 

Y como no podía ser de otra forma, Francisco envió un mensaje al mundo: “Hay que rechazar la injusticia y la discriminación”, aseguró en torno a la inmigración en Estados Unidos. 

Tras recorrer las instalaciones de la Casa Blanca ambos mantendrán un encuentro privado. “Espero con entusiasmo este dialogo”, manifestó Francisco. El encuentro es seguido por todo el país.