Menu Big Bang! News
Mundo ENTRE 2008 Y 2013

La ONU reconoce que sus soldados pagaron por sexo

Se filtró un informe que habla de abusos y violaciones en Haití y Liberia. La ONU acepta sus errores y dice que la estadística está en declive.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

“Las transacciones sexuales son algo común pero no reportado", reza la frase clave de un informe reservado de las Naciones Unidas, que se filtró hoy. El estudio confirma un secreto a voces, pero sugiere que una parte importante de esas relaciones involucraron violencia física y sexual.

El estudio de la Oficina Interna de Supervisión de Servicios de la ONU (OIOS) está fechado el 15 de mayo y fue revelado por la agencia internacional Reuters. Ahí se revela que los “cascos azules” de la ONU suelen pagar por sexo, a pesar de la prohibición que pesa sobre ellos desde 2003.

El vicepresidente Amado Boudou durante la visita a los Cascos Azules de Haití, en enero de 2013.

"El número de preservativos distribuidos y el número de trabajadores que se han sometido voluntariamente a pruebas confidenciales de VIH sugieren que las relaciones sexuales entre el personal de las misiones de pacificación y la población local son algo rutinario", precisa el informe.

ABUSOS Y VIOLACIONES

La información se conoce después de que cientos de prostitutas pobres fueran entrevistadas en Haití y en Liberia, donde la ONU llevó adelante misiones de pacificación. De sus testimonios se desprende que hay 480 denuncias por abusos y violaciones entre 2008 y 2013, un tercio de los cuales implicarían a menores.

La ONU asegura que las denuncias están en declive, y atribuye los casos persistentes a "la compleja arquitectura" de su tratamiento y la "deficiente asistencia a las víctimas". Pero dentro del mismo organismo lo consideran un argumento insuficiente. "Debería haber aportado una visión mucho más completa de las medidas que se han adoptado para abordar los casos”, criticó el Departamento de Operaciones de Pacificación y Apoyo sobre el Terreno.