Menu Big Bang! News
Mundo copados del aire

La canadiense WestJet es la compañía aérea más divertida del mundo

La aerolínea que hace reir a sus pasajeros. Azafatas que bailan, asistentes que rapean o hacen stand up para comunicar las medidas de seguridad. Un pasajero grabó una de estas performances del aire y la subió a la web: se viralizó y ya fue visto por 8 millones de personas. Un éxito. 

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

WestJet es una compañía aérea canadiense distinta. Para empezar, sus asistentes de vuelo comunican de una manera “diferente”. Azafatas y asistentes de vuelo no dudan en bailar, rapear, cantar o improvisar divertidos stand up para la charla de las medidas de seguridad.

Cinturón de seguridad, almohadones, máscara de oxígeno, primero colóquesela usted y luego ayude. En fin, lo usual. Pero mejor. 

La charla que brindó el asistente Michael McAdams se viralizó. Fue grabado con celular por un pasajero y fue subido a youtube; alcanzó 2 millones de visualizaciones y fue emitido por Fox News o la canadiense CBC.

Pero el caso de McAdams no es la excepción. Más bien todo lo contrario: parece ser la regla. Cada empleado demuestra sus habilidades artísticas y complace a los pasajeros. Caralee Savage, una de las azafatas, ensayó una coreografía de Bruno Mars para matizar la espera antes de despegar. Sus compañeras han sabido imitarla.


A pesar de que no pertenece a la compañía mas divertida del mundo, este rap a cargo de este asistente de vuelo de la compañía South West Airlines merece difundirse. El hombre brinda todas las medidas de seguridad en formato de rap. Pide la colaboración de los pasajeros, que lo acompañan con palmas y siguen su ritmo.

WestJet tuvo una acción publicitaria que recorrió el mundo. Fue para la Navidad de 2013. Instaló un Papá Noel virtual en un aeropuerto canadiense que interactuaba con los pasajeros a bordo de embarcar un vuelo.

Antes de subir, les preguntaba qué deseaban como regalo navideño. Cada uno de ellos respondió. La empresa se encargó de cumplir cada pedido. Cuando llegaron a destino, en lugar de las valijas, la compañía les despachó los regalos empaquetados. Por supuesto, toda la acción quedó registrada y forma parte de un spot. 

La compañía elige sacar una sonrisa a sus pasajeros. Y no hay mejor acción publicitaria que la risa.