Menu Big Bang! News
Mundo Drama

La desesperación del arquero que se salvó: “No me dejen morir”

El portero fue uno de los seis sobrevivientes de la tragedia aérea del Chapecoense. Logró llegar con vida al hospital, pero debieron amputarle la pierna derecha.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

La caída, el estallido y el silencio. El panorama con el que se encontró el equipo de rescatistas que arribó minutos después del choque del vuelo que trasladaba al equipo Chapecoense contra el Cerro Gordo era desolador. Partes del fuselaje por todos lados, cuerpos sin vida y la difícil tarea de encontrar algún sobreviviente. De pronto, Gloria Ramírez, miembro del equipo de Defensa Civil de Colombia, escuchó quejidos en la parte trasera del avión.

Sólo seis personas lograron sobrevivir. El total de muertos asciende a 71.

Tras remover las chapas, la mujer se encontró con Jackson Follman, el arquero suplente del conjunto brasileño. “No me dejes morir, no siento las piernas. No me dejes morir, por favor”, fue la súplica del deportista de 24 años al momento de ser rescatado.

Follmann fue rescatado y debieron amputarle su pierna derecha. La izquierda sigue muy comprometida.

Minutos después, Follman fue trasladado de urgencia al hospital San Vicente de Río Negro, donde intentaron estabilizarlo. “Pasó por algunas cirugías y se le amputó la pierna derecha, pero está bien”, tranquilizó Gelson Dalla Costa, consejero del club.

El joven tiene 24 años y había comenzado hace cinco años a jugar al fútbol.

La operación, que le puso punto final a su carrera deportiva, fue aprobada por los familiares del futbolista, quienes recién viajarán mañana a Colombia para acompañar a su hijo. “Las posibilidades de sobrevivir a un accidente aéreo son prácticamente cero. Que mi hijo sea uno de los sobrevivientes es un milagro de Dios”, destacó Paulo, su padre.

 

Aunque todavía no se sabe cuándo podrá ser trasladado de regreso a su país, el cuerpo médico ya le anticipó al jugador que su pierna izquierda quedó “muy comprometida” por el accidente. Tiene problemas musculares y vasculares, por lo que también podría perderla.