Menu Big Bang! News
Mundo Mochileras asesinadas

La familia de una de las chicas cree que Ecuador encubre a una red de trata

La familia sostiene que las autoridades quieren hacer creer que es un caso aislado y apuntan a que se vincula a una red de trata.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Leticia, la hermana de Marina Menegazzo, la joven de 21 años, quién junto a María José Coni, de 22, fueron asesinadas, habló con BigBang y apuntó contra el gobierno de Ecuador de querer “tapar una red de trata”.

“Es una movida del gobierno de Ecuador. Serrano (Min. del Interior) manda información para desviar y que se hable de homicidio, que se crea que se trata de un asesinato y nada más, como algo azaroso. Pero eso no existe, además la confesión de ese tipo no es prueba y la justicia hizo todo mal. No indagaron nada y todo el show que montaron sirve para que se pisen solos. 

La despedida de Marina en las redes, con las palabras de Leticia.

“Estos dos son dos perejiles, no coincide con nada de los que nos han dicho las autoridades con lo que nos dijeron las chicas antes de su desaparición y lo que cuentan las amigas. Aún no están hechas las autopsias y dan por válido lo que supuestamente confesó uno de los detenidos”, dijo indignada. 

“Las jóvenes tenían dinero y no necesitaban quedarse con esos hombres”, dice Leticia.

Para la familia, la declaración es “ridícula”. “Es imposible que las chicas se metan en una casa de desconocidos, y mucho menos que estén en habitaciones por separado. Es cualquier cosa, es imposible. Están intentando tapar algo, quieren que no se hable de las redes de trata”, explicó la mujer mientras espera novedades de su marido, quién es el que viajó a Ecuador junto a Franco, otro hermano de Marina.

“Sabíamos que nos iban a querer engañar y calmar. Desde ayer nos preparamos y queremos hacer todo por la verdad, queremos que se desbarate y no vuelva a pasar. Se sabe que en ese país hay grandes negocios de trata de mujeres, drogas y armas”, sumó enojada.

DATOS QUE NO CIERRAN

La familia de las mochileras confirman que ambas tenían dinero y habían pasado diez días en el lugar, por lo que conocían a otras personas y amigos. “No necesitaban irse con esos hombres. Nunca irían con esos tipos. Además el hostel era muy económico. Valía 6 dólares, no necesitaban mucho dinero para pasar la noche allí”, finaliza con dolor.