Menu Big Bang! News
Mundo El pedido por los que sufren

La dramática historia de Sophie, la nena que lo conmovió

Una niña de sólo cinco años saltó el vallado policial y logró evadir la seguridad del Papa Francisco para entregarle una remera y una carta donde le pidió que interceda por el racismo, la violencia y las deportaciones a inmigrantes que viven en los Estados Unidos. Conocé su increíble historia. 

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Parece una historia de ciencia ficción pero no lo es. Una niña americana de raíces mexicanas salteó el impresionante operativo de seguridad y logró entregarle una carta al Papa Francisco donde le pide que interceda ante el gobierno de los Estados Unidos para garantizar los derechos de los inmigrantes.

Sophie Cruz, de cinco años, saltó el vallado de seguridad y acompañada por la seguridad papal fue acercada hasta el vehículo en el que se trasladaba el Pontífice.

Las imágenes son más que impactantes. En medio de los fuertes operativos de seguridad que contaron con la presencia de cientos de efectivos policiales, sumado a los propios agentes del jefe del Estado Vaticano, la niña logró tener un breve encuentro con Francisco. Ayudada por su padre Raúl, la pequeña saltó las vallas y comenzó a correr hacia el papamóvil con una remera y unos papeles en sus manos.

Cuando parecía que la seguridad la sacaría de las calles, Francisco hizo un gesto pidiendo que la acompañen hasta su vehículo. Enseguida, los agentes la alzaron y el Papa le dio un beso y un cálido abrazo. Pero Sophie no había cumplido su misión. Por eso, cuando la bajaron, insistió y logró entregarle  en mano una remera y la carta al líder de la Iglesia Católica.

UNA PETICIÓN QUE SE HIZO SENTIR

Tanto en la carta como en la remera, la niña le solicita al Papa que interceda en el conflicto migratorio que afecta a los Estados Unidos. En el mensaje que escribió con sus propias manos, Sophie indicó: “Quiero contarte que mi corazón está triste por el odio y la discriminación hacia los inmigrantes de este país”.

Las imágenes del Papa Francisco recibiendo a la pequeña niña recorrieron el mundo en las últimas horas

“Te pido que hables con el presidente Barack Obama y con los congresistas para que APRUEBEN LA REFORMA MIGRATORIA para los inmigrantes”, continuaba la carta que la niña mexicana le entregó al líder de la Iglesia Católica.

Ayudada por su padre, la niña logró evadir la seguridad papal y entregarle una carta a Francisco.

Luego se supo que la niña había viajado a la ciudad de Washington exclusivamente para ver a Francisco, luego de su serie de encuentros con Obama en la Casa Blanca. En la carta, Sophie agrega que los inmigrantes “son buenas personas. Saben trabajar en los campos, cultivando naranjas, sandías, cebollas y muchos vegetales. Por lo tanto merecen salir de la oscuridad”.

La primera hoja de la emotiva carta que Sophie, de cinco años, le entregó al Papa Francisco.
“Tengo fe en que pronto se irá el dolor y llegará la paz”, escribió la niña de cinco años.

No se trata del primer reclamo de inmigrantes para que el Papa interceda en el conflicto migratorio. De hecho, hubo una importante movilización encabezada por un grupo de mujeres que llegó a Washington el martes con el mismo objetivo: pedirle a Francisco que lleve el mensaje sobre la situación de los inmigrantes en los Estados Unidos. Esa organización estimó que en los Estados Unidos viven alrededor de 11 millones de inmigrantes de manera ilegal. 

“TENGO DERECHO A VIVIR CON MIS PADRES”

Luego de entregarle la carta al Papa, la niña sostuvo en diálogo con la agencia AP que todos los inmigrantes como su padre “merecen vivir con dignidad, con respeto y se merecen una reforma migratoria”. “Creo que tengo derecho a vivir con mis padres, a ser feliz”, remarcó la niña.

Sophie Cruz tiene sólo cinco años y logró evadir la seguridad papal para entregarle una carta a Francisco

Allí además la niña aseguró que los inmigrantes se encuentran oprimidos “por la violencia, el racismo y la mala gestión del gobierno”. “Le pedimos al Papa que interceda no sólo por los inmigrantes mexicanos, sino también por el resto de latinoamericanos, por los europeos, por todos”, sostuvo la niña en diálogo con AP.