Menu Big Bang! News
Mundo Drama

La premonición que salvó al vice del Chape: “Tuve un mal presentimiento”

Iván Tozzo logró sortear la tragedia. “Estaba en la lista, pero no quería ir”, reveló.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

La dura decisión que le salvó la vida. Iván Tozzo, vicepresidente del Chapecoense, tuvo una premonición el día anterior a abordar el vuelo que llevaría a su equipo a Medellín para disputar el partido de ida de la Sudamericana ante el Atlético Nacional. “Tuve un mal presentimiento y no viajé”, confesó desgarrado.

El vicepresidente del club se quedó en Brasil: "Estaba en la lista, pero no quería ir".

“Estaba en la lista, pero no quería ir. No tenía una buena sensación. La gente me llamaba para insistirme, porque íbamos a pasar a la historia, pero no viajé”, reconoció. “Después sucedió todo esto. Es muy difícil. Cuando recibí las noticias no las creí, pensé que todavía estaba soñando”, sumó el directivo que trabaja en el club desde hace diez años.

 

 

Aunque la costumbre era que la comisión directiva acompañara siempre al equipo, Tozzo decidió quedarse y mirar el partido por televisión. “Todo el comité estaba allá. Es una gran tristeza saber que todos nuestros jugadores y nuestros colegas estaban en el vuelo. Todas las personas están tristes. Ni siquiera sé qué decir”.

Los hinchas se reunieron ayer en el estadio para encontrar consuelo.

Después de recibir la terrible noticia, el vicepresidente pasó todo el día de ayer dentro de las instalaciones del estadio. “Llegan los familiares, quieren saber noticias, no sabemos qué hacer. Es muy difícil porque eran personas que estaban con nosotros todos los días. Vamos a tratar de dar todo el apoyo posible a las familias”, advirtió.

El futuro del club es ahora otra de sus prioridades. Con los principales equipos del mundo y de Brasil ya ofrecieron prestarles jugadores y solicitaron que el equipo no pueda descender al menos por cuatro años, Tozzo se mostró esperanzado: “Confío en Dios y en que las cosas saldrán bien para nosotros. El Chapecoense tiene que continuar”.

El avión se estrelló el lunes por la noche en Cerro Gordo, Colombia.

“Sé por todo lo que pasamos. No habíamos llegado a la cima, pero pasamos a ser un equipo destacado a nivel nacional y sucede esta tragedia”, lamentó. “El dolor es muy grande, pero tenemos que tener fe en Dios”.