Menu Big Bang! News
Mundo ¿Un bomba en el interior?

La tragedia del avión ruso: Inglaterra suspendió vuelos procedentes de Sinaí

La caída del avión ruso en Egipto que dejó 224 muertos está lejos de esclarecerse. Ante la nueva versión de que se trató de una explosión interna, Londres canceló los vuelos procedentes de esa provincia árabe. Isis insiste en adjudicarse la autoría. 

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Lejos de esclarecerse, cada vez hay más dudas y contradicciones respecto a la caída de un avión Airbus ruso en Sinaí, Egipto, el pasado sábado, que dejó 224 muertos. Las versiones son contrapuestas: un misil, ISIS reivindicó el ataque, un incendio, falla mecánica; y ahora, una explosión interna.

Los restos de la nave siniestrada. Hubo 224 muertos.

Lo cierto es que varios países están mirando la situación con recelo y sospechan que Rusia y el país árabe retacean información. Para los especialistas, un explosivo de pequeña potencia habría sido suficiente para dañar seriamente el fuselaje.

El Gobierno británico tomó la iniciativa y suspendió todos los vuelos procedentes de la ciudad turística egipcia de Sharm el Sheij con destino a Reino Unido hasta que se aclare si se detonó un artefacto explosivo en el interior de la nave.

Un pequeño explosivo pudo haber detonado en el interior de la nave.

Se trata de “una medida de precaución”, según informó Downing Street, dada la “nueva información disponible”. En ese sentido, un grupo de expertos en aviación partió hacia a Egipto, según la BBC, para realizar una evaluación de las medidas de seguridad en el aeropuerto, cuyos resultados se conocerán mañana.

El dolor de los familiares y amigos de las víctimas.

El  Estado Islámico (ISIS) insistió hoy con que fue un atentado de su autoría y no de un fallo técnico. Rusia y Egipto niegan esta versión y los técnicos siguen analizando las cajas negras. No descartan ninguna hipótesis, pero dicen que la del atentado es la menos.

ISIS reitera su autoria

Decimos a los que lo niegan y dudan: morid de rabia. Nosotros, por la gracia de Dios, fuimos los que lo derribamos, y no estamos obligados a revelar el mecanismo ... Lo haremos en el momento que queramos y de la forma que queramos”, dice un presunto portavoz del grupo yihadista en un comunicado en las redes sociales.

ISIS: “Morid de rabia, fuimos nosotros”.

Si bien el primer ministro egipcio, Sherif Ismael, admitió en una rueda de prensa que era necesario esperar a la culminación de las investigaciones, el presidente Abdelfatá al Sisi, descartó un ataque del ISIS de forma contundente en una entrevista concedida a la cadena británica BBC.

 

“Es propaganda decir que fue ISIS. Es una forma de dañar la imagen de Egipto. La situación en el Sinaí está bajo nuestro control”, afirmo Sisi, antes de viajar a Londres para entrevistarse con el primer ministro británico, David Cameron. Sin embargo, ISIS atacó hoy el norte de Sinai y mató a 6 agentes e hirió a más de 10 con un coche bomba.

El primer ministro británico y el presidente egipcio.

Los expertos coinciden en que es improbable que un misil impactara en un avión mientras volaba a cerca de 10.000 metros de altitud, pues el ISIS no dispone de una tecnología suficientemente sofisticada, pero no descarta que hubiera podido introducir un artefacto dentro del aparato. Rusia es uno de los países de mayoría cristiana que aporta más combatientes al ISIS.