Menu Big Bang! News
Mundo Atentado en París

Le Bataclán y otras grandes tragedias en conciertos de rock

La malograda presentación de la banda californiana Eagles of Death Metal no es el primer hecho terrible en la historia del rock. Desde los “Ángeles del Infierno” para acá, algunos de los casos más tristes y recordados.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Los trágicos atentados en el Teatro Le Bataclán de París tuvieron como involuntarios protagonistas a los integrantes de la banda californiana Eagles of Death Metal, quienes estaban en el escenario cuando irrumpieron los terroristas.

Sin embargo, ésta no es la primera vez que un hecho luctuoso está vinculado a la presentación de un grupo de rock. Las características del lugar donde se produjo la masacre nos remiten indefectiblemente a Cromañon, lugar en el que 194 personas murieron y centenares resultaron heridas a causa de un incendio provocado por una bengala durante la presentación de “Callejeros”.

Yendo más atrás en el tiempo encontramos dos casos con bandas emblemáticas de la historia del rock: The Rolling Stones y The Who. En 1969, “Sus Majestades Satánicas” se presentaban en el festival de Altamont Speedway, en Carolina del Norte, donde los organizadores habían contratado como encargados de la seguridad a una pandilla de motociclistas conocidos como los “Ángeles del Infierno”.

Uno de estos “agentes de seguridad” fue el que terminó con la vida de un asistente de un balazo, en tanto otras dos personas fallecieron atropelladas por un auto y una última ahogada en un canal de irrigación.

Diez años después, The Who se presentaba ante más de 18 mil personas en el Cincinnati´s Riverfront Coliseum. Faltando media hora para el concierto, las puertas estaban todavía cerradas. Por eso, al abrirse se generó una gigantesca avalancha que provocó la muerte de 11 personas y decenas de heridos.

Un poco más acá en el tiempo tenemos el caso del Roskilde Festival, en Dinamarca. El 30 de junio de 2000 otra brutal avalancha se cobró nueve vidas cuando debía tocar Pearl Jam.

La banda quedó tan impactada por este hecho, que Eddie Vedder estuvo a punto de disolverla tras aquella presentación.

Por último, para encontrar el antecedente más cercano, debemos volver a Sudamérica y cruzar la Cordillera, ya que en el festival Doom de Chile el ingreso de más gente de la habilitada hizo que una de las vallas de contención cayera encima de los asistentes.

La histeria colectiva producto de este hecho hizo que murieran tres personas y otras tantas resultaran heridas.