Menu Big Bang! News
Mundo Negocio escandaloso

Merchandising narco: venta de remeras, gorras y piñatas

El narco más famoso del mundo, que fue recapturado hoy, genera una polémica admiración en México, donde su figura se volvió icónica. Las remeras con su imagen cuestan entre 5 y 32 dólares. Mirá los videos de este extraño fenómeno.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Desde que Joaquín Guzmán escapó por el túnel de 1.5 kilómetros de longitud, no sólo se convirtió en el criminal más buscado de México, también en un formidable producto de marketing y merchandising, aun después de su caída. Las ventas de los productos alusivos al líder del cartel de Sinaloa se dispararon, y surgen nuevos objetos fetiche para los fanáticos. Su recaptura volverá a disparar las ventas de esos polémicos productos.

Insólito pero real: la piñata con la imagen del famoso narco.

Remeras, gorras, canciones y hasta piñatas con la imagen del capo que salen como pan caliente. Además, el efecto Chapo se refleja en los datos policiales: desde que se fugó, en Sinaloa, su ciudad, hubo menos asesinatos.

Las remeras del marketing del Chapo.
Otros modelos remeras del Chapo.

Como paradoja, los locales de venta de remeras del Chapo predominan en Estados Unidos. Se comercializan a un precio entre 5 y 32 dólares y en muchos lugares ya están agotadas. Remeras con la cara del Chapo, con el triángulo dorado que simboliza al narcotráfico y algunas que satirizan la fuga (El Chapo salió un sábado por la noche y tu no” es la más graciosa). También se venden gorras con la imagen del capo. 

El merchandising narco, a full.
Otra remera “narco”.

A pesar de que Guzmán ya se había fugado de un penal de máxima seguridad en 2001 escondido entre la ropa sucia, esta nueva huida despertó los fervores artísticos de los cantores del Norte. El ritmo narco por excelencia es el narcocorrido. A una semana de la fuga había al menos tres canciones nuevas compuestas en su honor. Una escrita por David Orozco, otra por Jesús Ojeda y otra de Rolón. En ellas se renueva el espíritu de la fuga y se homenajea a Guzmán.

Por último, en México son populares las piñatas. Como no podía ser de otra manera, ya se creó la del Chapo, que tiene una granada en la cintura y un pedazo de túnel en la mano. Inventiva en estado puro.

El escape, el delito y el mito, un combo irresistible para los negocios y las ventas. El Chapo Guzmán, un suceso de ventas.