Menu Big Bang! News
Mundo Después de reunirse con Holland

Obama dijo que el Estado Islámico debe ser destruido

El presidente francés viajó a los Estados Unidos en busca de apoyo en su lucha contra el grupo que cometió los peores antentados de la historia en el país europeo.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

En una conferencia de prensa junto con el presidente francés Francois Hollande, el presidente Barack Obama dijo hoy que el Estado Islámico no puede ser tolerado y debe ser destruido.

El grupo terrorista "es un grupo barbáro y terrorista", dijo el presidente, señalando que este es un momento histórico no sólo para Estados Unidos y Francia sino para el mundo entero.

El viaje del mandatario francés a los Estados Unidos forma parte de una frenética gira diplomática esta semana para sumar apoyos en el combate a la agrupación radical EI.

Para Francia, que ha intensificado sus bombardeos en Irak y en Siria y desplegado el portaaviones "Charles de Gaulle" en el Mediterráneo oriental, el objetivo de la reunión es lograr que Estados Unidos vaya más lejos en la lucha contra el EI.

Obama declaró a los periodistas que los bombardeos de Rusia en Siria están alcanzando a grupos moderados que se oponen al gobierno de Bashar Assad.

El mandatario exhortó a Moscú a desempeñar un papel más constructivo orientando sus bombardeos al grupo Estado Islámico.

Once días después de los peores atentados jamás perpetrados en Francia, Obama afirmó que Estados Unidos y Francia estaban "unidos" y "totalmente solidarios" en la lucha contra el terrorismo.

"Queremos a los franceses", enfatizó Obama, recordando que París tradicionalmente es el "más antiguo aliado de Estados Unidos", en alusión a la Revolución estadounidense a finales del siglo XVIII apoyada por los franceses y a su apoyo durante los atentados del 11 de septiembre de 2001 cuando se dijo "Todos somos estadounidenses".

Obama también aseguró que su país no se dejará "aterrorizar" por las amenazas terroristas, al día siguiente de una alerta mundial lanzada por el departamento de Estado sobre los riesgos de viajar al extranjero a sus nacionales.

En ese sentido, el presidente estadounidense exhortó a la Unión Europea a compartir con su país las informaciones relativas al transporte aéreo de pasajeros.