Menu Big Bang! News
Mundo Horror

“¿Podemos ir a ver a mami?”, el desgarrador pedido de Maddie a su presunto captor

Una mujer asegura que los vio en Marruecos, sólo seis días después de la desaparición de la nena inglesa. “Se la veía muy triste”, aportó.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Rompió el silencio. Después de casi diez años de “agonía”, una mujer española decidió hacer pública la denuncia que hizo sólo seis días después de que Maddie McCann desapareciera en Portugal. Asegura que vio a la nena inglesa en Marruecos junto a un hombre de treinta años y que nadie le dio importancia a su aviso.

Según la denuncia de Kate y Gerry McCann, Maddie desapareció el jueves tres de mayo de 2007 de la habitación que compartía junto a sus hermanos en el complejo turístico Ocean Club de la ciudad balnearia Praia da Luz. Esta mujer, que prefiere mantener su anonimato, sostiene que la vio seis días después en Marruecos.

El hotel en el que habrían mantenido captiva a Maddie. La habitación cuesta 45 dólares por día.

“Estaba en una estación de servicio y vi a un hombre con una niña pequeña. Se la veía muy triste y le dijo: ‘¿Podemos ver a mami, ahora?’. Hablaba perfecto inglés”, aportó en diálogo con la revista inglesa Daily Star. Maddie, según su recuerdo, estaba vestida con un pijama azul y pantalones oscuros.

Dos avistajes en la misma ciudad y a pocos metros.

El hombre no parecía ser marroquí, pero tampoco compartía rasgos con la pequeña. Su actitud llamó de inmediato la atención de la mujer. “Estaba hablando con mi marido mientras regresábamos al auto y le comenté que había notado algo extraño. Me preocupó mucho, aunque en ese momento no hice ninguna conexión con Maddie. Recién cuando llegué a casa lo pensé”.

Kate y Gerry, los padres, siguen de cerca el avance en la investigación.

Luego de recordar el rostro de la pequeña desaparecida, que por esos días inundaba todos los canales de noticias del mundo, la mujer intentó hacer la denuncia. “Llamé a la Policía, al número que había dado la familia, a todos. Pero no me quisieron tomar declaración”, advirtió.


La última foto que le tomaron a Maddie: estaba junto a su hermana, Amelie, y su padre, Jerry.

Ese mismo día, otro hombre, oriundo de la ciudad inglesa de Yorkshire, también había advertido el avistamiento de la nena en la misma ciudad, Marrakesh, ubicada a sólo cuatro horas de auto de Praia da Luz. Según su declaración, Maddie estaba junto a un hombre en el Hotel Ibis, ubicado justo al lado de la estación de servicio mencionada por la mujer.

“Estaban haciendo el check out ese mismo día”, advirtió el hombre, al que la Policía española tampoco le dio entidad.