Menu Big Bang! News
Mundo Visita histórica

Poderoso, político y peronista: el Papa eclipsó a los Estados Unidos

Sin perder su carisma, Francisco criticó la inmigración, el abuso sexual y el cambio climático. Cobertura exclusiva de BigBang.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

El papa Francisco produjo en sólo dos días un cimbronazo político. Muy sutil y basado en gestos de pocas palabras, pero con profundo contenido crítico: condenó los abusos sexuales de la Iglesia, se proclamó “heredero de inmigrantes” en medio de la crisis de refugiados internacional y llamó además a trabajar para combatir el cambio climático.

En su segundo día en los Estados Unidos fue recibido pasadas las 9 de la mañana por Obama en la Casa Blanca, donde llegó el primer disparo. El Papa, cordial y diplomático con el Presidente, se definió como “hijo de inmigrantes”, casualmente en medio del escándalo mundial por los refugiados. Más tarde, más claro aun, pidió que los inmigrantes sean recibidos “sin miedo”. Temblaron las paredes de la Casa Blanca.

Ante Obama se definió como “hijo de inmigrantes”. Foto: AP.

Caravana y operativo burlado

Todo está concatenado minuciosamente. El oscuro destino se encargó que después de sus dichos, una hora más tarde durante el “Papa Parade” -una caravana por la zona céntrica de Washington-, el terrible operativo de seguridad sea burlado por una inocente nena de cinco años.

Sofía Cruz, hija de inmigrantes indocumentados mexicanos, saltó la valla de seguridad y logró que el Papa frene su recorrido. En los brazos de uno de sus custodios llegó hasta Francisco, lo besó y abrazó, y le dejó una carta.

El mensaje de los inmigrantes llegó al hombre más poderoso del planeta gracias a una inocente nenita. Sofía recorrió las noticias de todo el mundo. Su abrazo se convirtió en la esperanza de 4 millones de inmigrantes latinos que viven en los Estados Unidos americanos en situación ilegal en los Estados Unidos.

El impresionante operativo para protegerlo fue burlado por una nena. Insólito. Foto: AP.

Tal como te mostramos durante la cobertura de hoy en BigBang, en Washington se montó un megaoperativo de seguridad que bloqueó las principales avenidas y calles cercanas a la Casa Blanca para contener las 40 mil personas que llegaron a saludar al Papa. Hubo frenetismo y hasta grupos de argentinos que, convocados por la embajada, lograron ingresar a la Casa Blanca.

Mensaje a los Obispos

Al mediodía, Francisco rezó con los obispos locales en la Catedral de St. Matthews. Allí, frente a los gritos de miles de personas afuera, condenó los abusos sexuales en la iglesia.

A los Obispos les pidió que los casos de pederastia no se “se repitan nunca más”.

Algunos medios lo vieron como una oscura contradicción de la Iglesia: el Papa besó y abrazó niños durante su Parade de hoy.

Así salía de ST de St. Matthew.

Su discurso ante Obama

Otra de las bombas políticas fue durante su discurso (uno de los cuatro que dará en Ingles en toda su gira, los demás son todos en español) frente a Obama. Reclamó una solución para el cambio climático, algo que sus predecesores nunca tuvieron tan fuerte en la agenda.

Es el cuarto Papa en visitar los Estados Unidos. Obama tuvo un fuerte gesto de aprecio hacia él. 

Muestra de poder

Mañana llegará temprano al Capitolio, donde también dejará la huella. Es la primera vez que un papa da un discurso en el Congreso de los Estados Unidos. Cuando terminé, saldrá al balcón a saludar a los miles de fanáticos que lo estarán esperando. Estiman que serán unas 50 mil personas. Será un capítulo más de la muestra de poder que el papa Francisco dejará en los Estados Unidos.