Menu Big Bang! News
Mundo dominado

Por celos de su mujer, Johnny Depp le vendió su yate a J.K. Rowling

El actor estadounidense tuvo que deshacerse de su embarcación ya que el barco fue comprado y bautizado en honor a la ex pareja de Depp. La nave fue adquirida por más de 30 millones de euros por la autora de la saga de Harry Potter. 

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

El protagonista de Piratas del Caribe no volverá a surcar los mares arriba de su yate, “Vajoliroja”, el cual compró para su ex mujer, Vanessa Paradis  -quien es la madre de sus dos hijos Lily Rose (16) y Jack (13)- y con quien mantuvo 14 años de relación.

Deep con su mujer Amber Heard, la celosa.

La razón supera toda situación económica que puede o no llegar a tener una persona para desprenderse de un objeto tan preciado: fueron los celos de su actual mujer, Amber Heard.

Johnny Depp, disfrutando de su barco.

Johnny Depp tuvo que poner en venta su “amado” yate, que compró en 2007 y bautizó en honor a su ex pareja, debido a los celos de Amber, quien se negaba a poner siquiera un pie en la embarcación.

Vanessa Paradise, su ex.

Pasaron casi tres meses desde que el actor decidió deshacerse del barco y por fin consiguió un comprador inesperado: J.K. Rowling, autora de la serie de libros de Harry Potter, quien pagó 22 millones de libras -alrededor de 30 millones de euros-  para asegurarse la compra del lujoso buque de 156 pies, según informó el diario The Sun.

J.K. Rowling desembolso 30 millones de euros por el yate. 

La escritora quedó fascinada por las cinco cabinas de la nave y las tres enormes cubiertas, después de un viaje que ella hizo en el yate con su familia. La mujer de 50 años planea pasar unas vacaciones en el barco con su marido, Neil Murray, y sus dos hijos David (12), Mackenzie (10) y su hija de 22 años de edad, Jessica, fruto de una relación anterior.

J.K. Rowling es la nueva propietaria del yate que perteneció a Johnny Depp. 

Depp se gastó más de seis millones de euros en reformar el barco de lujo que tiene capacidad para 10 personas más nueve tripulantes. Ahora, deberá buscar otro medio de transporte para cruzar el océano sin que su mujer le haga una escena de celos.