Menu Big Bang! News
Mundo Increíble

Realizan con éxito el primer trasplante completo de cara

Patrick Hardison, un bombero de 41 años, sufrió quemaduras gravísimas en 2001. Fue sometido a 70 intervenciones antes de recibir su nuevo “rostro”. La operación se realizó en EE.UU. y demandó la participación de más de 100 especialistas y 26 horas en el quirófano.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Fue una intervención de un grado de complejidad superlativa, increíble, casi milagrosa: Un equipo de la NYU Langone Medical Center de Estados Unidos llevó adelante con éxito un trasplante total de cara, cuero cabelludo, orejas y canales auditivos de un ex bombero voluntario gravemente lesionado en 2001.

El antes y después de Patrick, bombero de 41 años. (Foto:NYU Langone Medical Center

Patrick Hardison, de 41 años, fue víctima del fuego cuando trabajaba en un edificio en llamas en Mississippi en septiembre de 2001 para rescatar a una mujer. El techo se desplomó y, sufrió graves quemaduras en el rostro, el cuello y el torso, y perdió las orejas, los labios, gran parte de la nariz, el pelo y los párpados.

Según el equipo médico, se movilizaron más de 150 personas a lo largo de un año para preparar esta intervención realizada a finales de agosto, y presentada hoy como el trasplante de cara más completo jamás realizado.

La presentación de los resultados de la operación en Estados Unidos

El bombero pasó por un calvario: lo atendieron más de 100 especialistas, estuvo 26 horas seguidas en el quirófano y se realizó 70 operaciones previas, todo para devolverle a Patrick Hardison un nuevo rostro.

El cirujano en jefe Eduardo Rodríguez junto a Patrick con nueva cara. 

La operación, que incluyó la cara, el cráneo, los párpados y las orejas, parte del mentón, de las mejillas y la nariz completa, se realizó en el Centro Médico Langone de Nueva York, y el paciente sabía que existía un 50% de posibilidades de que fracasara.

Pero tres meses después, este bombero de Mississippi, padre de cinco hijos, se presentó feliz con su nueva cara, aunque tendrá que tomar de por vida inmunosupresores para evitar que su cuerpo rechace su nueva “identidad”.

La evolución del paciente en 3 meses.

El cirujano Eduardo Rodríguez que lideró al equipo que participaron en la operación dijo a El Mundo que "su cirugía abre nuevos estándares en los transplantes faciales y servirá como una gran herramienta de aprendizaje". El donante fue un joven de 26 años que falleció en un accidente de tránsito.

Patrick con sus hijas en 1999.

"La cantidad de tejido trasplantado no se había hecho antes", aseguró el doctor Rodríguez. "Y 93 días después de la intervención, Patrick se está recuperando muy bien. Ahora puede parpadear de nuevo", ha resaltado el cirujano. "Me han dado mucho más que una nueva cara. Me han dado una nueva vida", dijo emocionado.