Menu Big Bang! News
Mundo conmoción y crisis

Se desploma la imagen de Dilma y las protestas llegan hasta Bariloche

Cientos de miles de personas salieron a las calles a manifestarse contra la presidenta Rousseff. Reclaman su renuncia, el fin de la corrupción y más medidas contra la inflación.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

En medio de un sacudón económico y de las graves denuncias de corrupción que lastiman la imagen del gobierno, miles de brasileros salieron este domingo a las calles en al menos 200 ciudades de América Latina para manifestarse contra la presidenta Dilma Rousseff. Exigen la renuncia o la destitución a través del juicio político.

Las protestas se basan en dos puntos centrales. Por un lado, la creciente inflación que castiga al país vecino, que según la mayoría de los pronósticos económicos finalizaría el 2015 en recesión. Por el otro, la ola de corrupción que envuelve a dirigentes políticos del Partido de los Trabajadores.

Exigiendo la renuncia de Dilma, los brasileros se manifestaron contra el gobierno este domingo.

Según recogió la agencia AP, las movilizaciones fueron convocadas por activistas en las redes sociales. Por estas horas, una palabra que resuena en la oposición, encabezada por Aécio Neves, es “impeachment”, que consiste en la destitución de la presidenta por medio de un juicio político llevado a cabo en el Parlamento.

Las masivas movilizaciones buscan hacer sentir el malestar por los sucesivos casos de corrupción en la empresa petrolera estatal Petrobras, donde se investiga el supuesto pago de sobornos a cambio de contratos, y que implica a ejecutivos de poderosas constructoras, así como a dirigentes del oficialismo.

Con un spot que contó con una importante producción, así convocaron en Brasil a las protestas de este domingo:

Pero los casos de corrupción no son los únicos motivos por los cuales protesta la sociedad brasilera. Las quejas, además, están relacionadas a factores económicos.

Los recortes en la economía y la suba de los impuestos, así como el aumento de la nafta y la luz, están en la agenda. Entre otros motivos, la aparentemente inevitable caída en la recesión también enoja al pueblo vecino, que este domingo salió a las calles en 25 estados.

Hoy Rousseff publicó tres mensajes en su cuenta de Twitter. En ninguno se refirió a las masivas protestas.

 LA TERCERA PROTESTA DEL AÑO

Alrededor de un millón de personas salieron a las calles este domingo para reclamar la renuncia de la jefa de Estado. Se trata de la tercera marcha contra Rousseff en lo que va de 2015. Las otras dos movilizaciones habían sido en marzo, una de las que más adherentes logró; y en abril, donde participaron alrededor de 600 mil personas.

Pero además de las manifestaciones de un sector de la población, en el Congreso también hay clima de protesta. En el último año ingresaron al menos 20 pedidos de juicio político a la presidenta.

Preocupada. Dilma Rousseff bajó 10 puntos de popularidad en el último mes.

Aunque por ahora los pedidos no han avanzado lo suficiente para ser considerados, de ser destituida Rousseff, quedaría al mando el vicepresidente, Michel Temer, del Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB), uno de los principales aliados del PT que lidera la presidenta.

“No voy a caer”, señaló en más de una ocasión la jefa de Estado, que descartó en varias ocasiones la posibilidad de renunciar al cargo.

BAJA EN LA POPULARIDAD

Con el creciente clima de malestar en la población, los números que maneja Rousseff son cada vez más bajos. Según las últimas encuestas, la presidenta del país vecino sólo cuenta con la aceptación del 13 por ciento de sus compatriotas. El mes pasado se ubicaba por encima del 23 por ciento.

Uno de los máximos dirigentes de la oposición, Aécio Neves, participó de las masivas protestas.

LAS PROTESTAS EN ARGENTINA

Alejado del clima carioca, más bien en medio de una temperatura fría, los turistas brasileros que se encontraban en la ciudad de San Carlos de Bariloche también hicieron sentir su enojo con el gobierno de Rousseff. En la localidad patagónica se concentraron esta tarde, a partir de las 15, en el Centro Cívico para reclamar contra la corrupción y la crisis económica.