Menu Big Bang! News
Al recibir el diploma, Bekema no pudo ocultar la emoción.

Al recibir el diploma, Bekema no pudo ocultar la emoción.

Mundo La historia de Margaret Bekema

Se recibió con 97 años, ocho décadas después de dejar la escuela

Margaret Thome Bekema finalmente recibió el diploma del instituto secundario a 83 años de haber abandonado la escuela. Tuvo que cuidar a tres hermanos menores y su madre, que padecía de cáncer. 

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Margaret Thome Bekema no tuvo una infancia fácil. Días atrás, con 97 años, pudo revertir una deuda que la acompañó 83 años. En 1932 debía graduarse de la escuela secundaria en el Instituto Grand Rapids, pero debió abandonar el colegio para cuidar a su familia.

Emoción y lágrimas: así recibía Margaret Bekema su diploma, con 97 años.

La infancia y posterior adolescencia de Bekema no fue nada sencilla. Su madre enfermó de cáncer y ella debió alejarse de la educación para atenderla y cuidar a su familia. Aunque esos años quedarán guardados en su memoria, pudo revertir la cuenta pendiente gracias a un diploma honorario.

De joven, a Margaret le encantaba ir a la escuela y tenía muchas amigas, según contó.

Ocurre que gracias a un pariente, Bekema pudo recibir el diploma honorario, a 79 años de aquel 1936, el año en que, se suponía, debía recibirse en el Instituto Grand Rapids, ubicado en Michigan, en los Estados Unidos.

“Lo agradezco desde lo más profundo de mi corazón”, sostuvo Bekema. “Fue muy duro, no se hacen una idea de lo duro que fue. Me encantaba ir al instituto y tenía muchas amigas”, agregó, entre llantos de emoción por recibir el diploma honorario.

Así es el diploma que recibió Margaret Bekema.

El director del Instituto Grand Rapids, Greg Deja, señaló que Bekema “ha llevado una vida de sacrificio. Ha sido inspirador y alentador para nuestra comunidad, porque sus elecciones representan todos los valores básicos que enseñamos a nuestros estudiantes”.