Menu Big Bang! News
Mundo Economía en rojo

¿Se viene el corralito? Cerca del default, Grecia cierra bancos

El jefe de Gobierno griego, Alexis Tsipras, confirmó que mañana no operarán las entidades financieras ni la Bolsa. Con el temor de un default, habrá un referéndum sobre un plan de ajuste.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

A casi seis meses de la conformación de un nuevo gobierno, la situación económica de Grecia es oscura: en las próximas horas podría entrar en default, tras el fracaso de las negociaciones con los acreedores. Esto se suma al retiro de millones de euros de los bancos por parte de los ahorristas.

Por esta razón, mañana será un virtual feriado económico. No abrirán los bancos y no operará la Bolsa de Comercio, según confirmó el jefe de Gobierno griego, Alexis Tsipras, en un mensaje ante el Consejo de Ministros que se reunió de emergencia.

Tsipras, un jefe de Gobierno en apuros.

El funcionario evitó detallar cómo se aplicarán los límites a la extracción de dinero de los cajeros y cuándo entrará en vigencia la medida.

De todos modos, según información recogida por los medios griegos, los límites se ubicarían en el orden de los cien euros por día. Tsipras justificó la medida por la “negativa de la prórroga (de los acreedores) que lleva a tomar medidas de restricciones bancarias en la retirada de depósitos”.

Sin embargo, el funcionario aclaró que tanto el pago de salarios y pensiones, como los depósitos de los griegos no corren riesgos.

Según fuentes de la Unión Europea, ayer fueron retirados 400 millones de euros de los bancos de Grecia y anteayer, 600 millones.

Los prestamistas griegos, que se han mantenido a flote a través del financiamiento de emergencia del Banco Central, están en la línea de fuego en caso de que Atenas caiga el martes en default por una deuda de 1.600 millones de euros con el Fondo Monetario Internacional.

La crisis griega llegó a la calle y a los cajeros automáticos.

Antes del fin de semana, Tsipras había solicitado a los líderes de la eurozona una prórroga del rescate. Sin embargo, la petición fue rechazada ayer. Por esta razón, el jefe de Gobierno griego responsabilizó al Eurogrupo de haber provocado que la entidad monetaria europea no eleve el límite de créditos que pueden pedir los bancos de su país.

Ayer, los ministros de la zona euro se negaron a prolongar el programa de ayuda a Atenas más allá del 30 de junio, al tiempo que el Parlamento griego aprobó la celebración de un referéndum en el que los ciudadanos decidirán el próximo 5 de julio sobre el paquete de reformas y medidas de ahorro propuesto por los acreedores.