Menu Big Bang! News
Mundo Caos político

Sospechas de corrupción: Lula declaró y podría quedar detenido

Es por la causa de corrupción en la firma Petrobras, en la que se investiga la apropiación ilegal de US$ 2.000 millones. La Justicia investiga si el instituto del ex mandatario recibió dinero de coimas. 

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

La Policía Federal de Brasil allanó el domicilio particular del ex presidente Luiz Inácio Lula da Silva y lo llevó hasta el aeropuerto de Congonhas, en donde ya terminó de declarar. Fue en el marco de las investigaciones de corrupción en la estatal Petrobras que abrió un verdadero escándalo político en el país.

La operación, de la que participaron 200 efectivos, fue ordenada por el juez federal Sergio Moro, a cargo de las averiguaciones sobre una red que se apropió ilegalmente de unos 2.000 millones de dólares de las cuentas de la petrolera.

Móviles policiales en la puerta de la casa del ex Presidente.

En estos momentos, Lula declara en la sede de la Policía Federal, en el aeropuerto de Congonhas, la terminal metropolitana de San Pablo. Según confirmó la Policía Federal, los allanamientos se iniciaron a las 6:00 hora local, en la residencia de Lula en la ciudad de Sao Bernardo do Campo, en las afueras de San Pablo.

A esta propiedad se suma la sede del Instituto Lula, que dirige el ex presidente, una finca de la localidad paulista de Atibaia y un departamento en el balneario de Guarujá, entre otros lugares. También se realizaron tareas de búsqueda en una propiedad de uno de los hijos de Lula, que está sospechado de haber incurrido en prácticas corruptas junto a su padre.

Imágenes aéreas de los allanamientos en las propiedades de Lula. 

Las autoridades judiciales que tienen en la mira al ex mandatario por sospechas de "ocultación de patrimonio" y "lavado de dinero", brindarán hoy en conferencia de prensa detalles sobre la investigación que rodea a Lula y su familia.

Ayer el escenario judicial de Lula pareció complicarse luego de que fuese difundida la declaración de un delator del caso Petrobras, el cual aseguró que el ex mandatario "ordenó" sobornar a algunos de los detenidos a cambio de su silencio.

Lula, en la mira de la Justicia por el escándalo de corrupción en Petrobras. 

En la órbita política las críticas también abundan. Delcidio Amaral, ex jefe del grupo oficialista en el Senado de Brasil, acusó a la presidente Dilma Rousseff, y a Lula de intentar manipular la actuación de la Justicia en torno a este caso.

Amaral es investigado por corrupción y habría aportado datos a la Justicia brasileña a cambio de una mejora en su pronóstico legal. Incluso la Justicia lo permitió retomar su actividad parlamentaria.

La excarcelación se debió a un acuerdo de cooperación, en cuyo marco asegura que Amaral hizo "el más explosivo relato de la mayor trama de corrupción descubierta en Brasil".