Menu Big Bang! News
Mundo Oink

Un chinito volvió a ver gracias a la córnea de un chancho

La córnea de un cerdo salvó la vista de un preadolescente chino, que se sometió a un revolucionario trasplante en la provincia de Cantón. Es que no hay donantes suficientes y para colmo no se pueden usar órganos de prisioneros ejecutados.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

El cerdo no nos da sólo las costillitas y el pechito. Un joven chino recuperó la vista gracias a un trasplante de córdea procedente de un cerdo. Según informó el diario local Southern Metropolis Daily, la revolucionaria operación fue realizada en la provincia de Cantón por médicos de la Universidad Zhongshan.

 

La foto es meramente ilustrativa: ni el chino es el operado ni el cerdo es el donante.

El joven, de 14 años, nacido en la provincia de Jiangxi, estaba casi ciego del ojo derecho a raíz de un accidente con un petardo. Ahora empezó a recuperar la visión y va mejorando un poco todos los días. En 2015 hubo alrededor de 2.766 donantes de córneas en China, pero consideremos que los chinos son más de mil millones y entre ellos seguramente hay unos cuantos con problemas visuales. El Gobierno dispuso la prohibición del uso de órganos de prisioneros ejecutados, lo cual naturalmente generó problemas en el "Incucai" chino, considerando que los ejecutados son unos cuantos.