Menu Big Bang! News
Mundo recapturado

Un perro prueba la comida del Chapo para evitar que lo envenenen

Un funcionario penitenciario mexicano contó que todo lo que come Joaquín Guzmán debe ser testeado previamente por un animal entrenado. Sus abogados denunciaron maltratos. 

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Un perro entrenado prueba la comida que luego será destinada a Joaquín “el Chapo” Guzmán, para evitar que sea envenenado en la cárcel.

Así lo informó a una radio mexicana el titular del Órgano Administrativo Desconcentrado de Prevención y Readaptación Social, Eduardo Guerrero.

“Es nuestra responsabilidad salvaguardar su integridad”, agregó el funcionario. Además, le relató a Radio Imagen que Guzmán estaba “muy cansado de estar huyendo” y “deprimido” a su reingreso a la cárcel de máxima seguridad Altiplano, la misma de la cual se fugó el 11 de julio de 2015 atravesando un túnel de 1,5 kilómetros de largo.

El Chapo Guzmán luego de ser recapturado.

Para combatir su mal momento, las autoridades le brindaron al “Chapo” una copia de la clásica novela Don Quijote de la Mancha, esperando distraerlo mediante la lectura. El capo narco ha sido cambiado varias veces de celda y actualmente se encuentra alojado en el segundo piso del penal, bajo la custodia de 35 efectivos de las fuerzas de seguridad. 

¿Maltratado?

Y justamente hablando de perros, esa fue la figura que utilizó José Luis González Meza, uno de los abogados del “Chapo”, para ejemplificar el tratamiento que recibe el criminal en la cárcel.

La fotografía del fichaje del Chapo, tomada en su reingreso a la cárcel del Altiplano.

“Tratan mejor a un perro”, expresó el letrado, agregando que su equipo de defensores intentó “introducirle ropa térmica, ropa interior, chamarras y sandalias, pero el director, al parecer por indicaciones del secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, no lo ha permitido”.