Menu Big Bang! News
Mundo La peor del siglo

Una "tormenta perfecta" amenaza a medio Estados Unidos

Washington y otras muchas ciudades están en estado de emergencia. Las autoridades dicen que la tormenta de nieve y viento que ya se desató, es una cuestión de “vida o muerte”, y suspendieron casi 7.000 vuelos. Ya hay 8 muertos. Esperan lo peor para esta noche.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Alrededor de 70 millones de personas podrían ser afectadas este fin de semana por la histórica tormenta de nieve que amenaza Estados Unidos y que ya se cobró ocho víctimas.

Pidena la gente que no salga a las calles.

El fenómeno podría descargar hasta un metro de nieve a través de la región y además, se esperan vientos de 80 a 97 kilómetros por hora. Una combinación para el desastre.

Washington en alerta máxima.

Once estados emitieron declaratorias de emergencia: Georgia, Tennessee, Pensilvania, Maryland, Kentucky, Carolina del Norte, Nueva Jersey, Nueva York, Delaware, Virginia y Virginia Occidental. Washington por su parte ha declarado una "emergencia por nieve", ya que sera´la zona más castigada.

Imagen satelital de la NASA. Aterrador.

Unos 9.290 vuelos fueron cancelados desde el viernes hasta el domingo, de acuerdo con FlightAware.com. De ellos, 4.569 vuelos fueron dados de baja hoy. En la capital de EE.UU. el sistema de transporte público y colegios están cerrados hasta el lunes y los empleados públicos tienen orden de abandonar sus puestos de trabajo antes del mediodía.

Se cancelaron miles de vuelos.

Una nutrida presencia policial y de rescatistas son algunas de las medidas tomadas por las autoridades de Washington, Maryland y Virginia ante la llegada de una mega tormenta de nieve que puede paralizar la región.  La tempestad, con acumulaciones de nieve por encima de los 60 cm, comenzó a primera hora de la tarde del viernes, hoy será peor, y se espera que no cese hasta la madrugada del domingo.

“Quiero ser muy clara con todos los ciudadanos, esta es una tormenta monstruosa”, declaró la alcaldesa de Washington, Muriel Bowser, mientras la ciudad terminaba de prepararse. Bowser calificó la situación como  “una cuestión de vida o muerte”. La ciudad no ha experimentado una tormenta similar en más de 90 años y ha requerido la presencia de la Guardia Nacional en apoyo a la policía y bomberos locales.

Se espera lo peor de la tormenta para esta noche.

Las autoridades de Nueva York y Filadelfia también están expectantes ya que la tormenta puede impactar significativamente los centros urbanos, aunque con acumulaciones de nieve menores. En total, más de 70 millones de personas pueden verse afectadas en una región que abarca desde Georgia hasta el norte del Estado de Nueva York.

“Tiene potencial para convertirse en una tormenta extremadamente peligrosa”, declaró este jueves Louis Uccellini, director del Servicio Nacional de Meteorología. Los preparativos para la tormenta habían dejado los principales supermercados de la capital con estantes vacíos desde el jueves y el Congreso ha pospuesto las votaciones del próximo lunes al martes en previsión por posibles cierres de transporte a principios de la semana que viene.

Mientras, la población, inquieta, mira el cielo, y muchos rezan.