Menu Big Bang! News
Policiales Golpe profesional

Asaltaron la casa de Gustavo Barros Schelotto: le robaron joyas y dinero

Los delincuentes robaron la vivienda del ex jugador de Boca en el barrio privado Grand Bell y se llevaron cerca de $10.000 y joyas. Afortunadamente la familia no se encontraba en el lugar.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

El "Mellizo" Gustavo Barros Schelotto se convirtió en una nueva víctima de la inseguridad y se sumó a la lista de personajes del ambiente del fútbol golpeados por los robos. La casa que el ex futbolista tiene en un country de la localidad de City Bell, cerca de La Plata, fue asaltada mientras la familia no se encontraba en el lugar.

Guillermo (izquierda) y Gustavo Barros Schelotto, al frente de Lanús. 

Los delincuentes ingresaron a robar a dos viviendas del exclusivo barrio privado Grand Bell y, según confirmó la Policía, uno de los damnificados fue el "Mellizo" Gustavo Barros Schelotto (42), ex jugador de Rosario Central y actual ayudante de campo de su hermano, Guillermo, en Lanús.

La otra propiedad asaltada pertenece a un consultor de empresas que, de acuerdo a la información oficial, no se presentó en la comisaría para radicar la correspondiente denuncia.

El ex jugador de Rosario Central fue víctima de un asalto en su propiedad. 

De acuerdo a lo detallado, ninguna de las víctimas estaba presente al momento de los asaltos y, en el caso de Barros Schelotto, le sacaron una suma de dinero cercana a los 10.000 pesos y joyas, propiedad de sus hijas.

Según trascendió los ladrones revolvieron las piezas de los chicos y la del matrimonio, además de otros ambientes en los que podían encontrar dinero y objetos de valor.

Los delincuentes se llevaron dinero y joyas. La familia no se encontraba en el lugar. 

Peritos de la Policía Científica revisaron la propiedad hasta esta madrugada en busca de rastros, pero no encontraron huellas ni pruebas para dar con los asaltantes, por lo que deducen que fue un golpe de "profesionales".

Las cámaras del perímetro no detectaron el ingreso de nadie extraño, como tampoco las apostadas en el acceso, explicaron desde el country Grand Bell.