Menu Big Bang! News
Policiales pucciomanía

Así sonaba la siniestra voz que escucharon los secuestrados por Puccio

Las grabaciones fueron hechas en 2011, en General Pico, donde pasó sus últimos años. BigBang te revela en exclusiva lo que pensaba de su última víctima y por qué tenía una lista de enemigos. Escuchá los audios.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

“La mejor arma es una mirada intimidatoria”. “Lo de Bollini de Prado no fue un secuestro, fue un operativo político”. “Me los c... de parado, me los fumo debajo del agua”. “Tengo una lista de enemigos”. “Eramos una familia muy normal”. Esas frases, que aparecieron y aparecerán en boca de Alejandro Awada, el protagonista de Historia de un Clan, fueron pronunciadas en 2011 por el verdadero Arquímedes Puccio al autor de esta nota. 

BigBang te hará escuchar cómo era la voz de Puccio (la misma que escuchaban los familiares de los secuestardos) y revela al final de esta nota los audios secretos que inspiraron la insólita Pucciomanía: una película (El Clan, dirigida por pablo Trapero) que convocó a más de dos millones de personas, y una serie -Historia de un Clan-, que anoche debutó en Telefe con 16 puntos de rating y le ganó a Signos, la ficción de El Trece.

Puccio en General Pico. Murió en 2013, a los 82 años. Foto: Nacho Sánchez.

Su lista de enemigos, sus odios, la relación con sus hijos, su versión sobre el último secuestro, su capacidad para matar, entre otros temas, aparecerán en estas grabaciones.

“La mejor arma es una mirada intimidatoria

¡Cómo no voy a extrañar a mi hijo Alejandro! Murió por todo lo que le hicieron. Ya me las van a pagar. La última bala será para mí. De Daniel no sé nada, no me pregunten, no puedo contestar. No quiero hablar de mis hijos. Los quiero proteger. Rezo por mis hijos y mi familia. Si no como creen que me van saliendo las cosas. Y la salud que tengo. Me levanté a las tres de la mañana. ¿Vos me ves caído? Me preguntaste si quería descansar. Y no quiero. Tampoco me pidas que me eche un polvo así como si nada. Pero te lo repito: la última bala será para mí. Sólo me falta decidir para quién es. No, es una forma de decir. La sociedad nos condenó. Nos llamó el siniestro clan Puccio, la familia muerte y no sé qué mierda más”, dijo en la entrevista.

El clan de Luis y Sebastián Ortega, con Awada como Puccio televisivo.
El siniestro Arquímedes comiendo un asado en General Pico.

La fábula de Arquímedes

“¡Yo qué carajo sé quién los mató ! Y a mí no me interesa. Qué carajo me importa. No me voy a estar ocupando de cosas que no me incumben. Hay cosas que hay que ver, oír y callar. Todo es mentira. Todo fue armado por el juez Piotti. De lo único que me hago cargo es del secuestro de Bollini del Prado. Pero no fue por plata. Fue un secuestro político. En la jerga nuestra, una detención. Lo hicimos porque ella tenía una funeraria y nosotros sospechábamos que había enterrado a dos desaparecidos. Yo era montonero”.

El clan de Trapero. Guillermo Francella, el Puccio ficticio.

Escuchá los tres audios con la voz del siniestro Puccio, el hombre que murió pobre y solo y hoy genera ganancias millonarias y está en boca de todos.

Esta es la voz del mal: crímenes, enemigos y Bollini de Prado

Audio

La capacidad de matar del líder del siniestro clan.

Su lista de enemigos.

Puccio habla sobre Bollini de Prado.

La opinión sobre su ex abogado, Argibay Molina.