Menu Big Bang! News
Policiales Está muy grave

Atropellan tres veces a una mujer policía para robarle el arma

Iba caminando acompañada por su tía, cuando las dos fueron atropelladas en forma intencional. Uno de los ocupantes del coche, bajó y le robó el arma. Luego la volvieron atropellar dos veces más. Está en muy grave estado.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Una mujer policía permanece gravemente herida al ser atropellada tres veces por delincuentes que se movilizaban en un auto y le robaron su arma reglamentaria, en la localida de San Francisco Solano, informaron fuentes policiales.

El hecho ocurrió el miércoles último, en el sur del conurbano, y la víctima fue identificada como la oficial de la policía bonaerense María Belén González (23), quien esta mañana permanecía internada en gravísimo estado en una clínica porteña.

En el mismo hecho también fue atropellada una tía de la mujer policía, aunque en este caso sufrió heridas más leves pero también permanece internada con pronóstico reservado

Según las fuentes, todo comenzó cuando la oficial de la policía bonaerense, quien presta servicios en el Comando de Prevención Comunitaria (CPC) de Avellaneda y estaba vestida con su uniforme, caminaba junto a su tía por el barrio y se dirigía a su casa.

En ese momento, un auto Volkswagen Gol Tren de color gris oscuro con dos hombres a bordo las atropelló y detuvo su marcha unos metros más adelante.
"Las mujeres quedaron tiradas en el piso. La tía de la mujer policía quedó en una zanja y ella sobre la calle. El auto retrocedió a toda velocidad y la volvió a pisar", informó a la agencia Télam un jefe policial.

Luego, uno de los ocupantes del auto descendió del vehículo y le sustrajo su arma reglamentaria, tras lo cual volvió a subir y escapar. "Cuando escaparon volvieron a atropellar por tercera vez a la mujer policía", dijo el jefe policial.

Según las fuentes, la mujer sufrió un fuerte traumatismo de cráneo, fractura de clavícula, doble fractura de pelvis, doble fractura de fémur, fractura de húmero, entre otras lesiones.

“Estamos desesperados y pedimos que quienes hayan visto algo se presenten a declarar

"Nos dijeron que en el lugar había cámaras de seguridad municipales pero que ninguna de ellas funcionan. Estamos desesperados y pedimos que quienes hayan visto algo se presenten a declarar", dijo esta mañana Alberto González, papá de la mujer policía.