Menu Big Bang! News
Policiales Narcotráfico

Balean a una familia que había denunciado a una banda narco

Dos hombres llegaron a una casa de Glew y empezaron a disparar. Murió el dueño de casa y cuatro personas que estaban en la vivienda. Un jefe policial dijo que se trató de una pelea por venta de drogas.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Un hombre discapacitado fue asesinado a tiros y su esposa, su hija, otro familiar y un amigo resultaron heridos por dos delincuentes que dispararon hacia el interior de su casa de la localidad bonaerense de Glew, porque aparentemente habían denunciado a una banda de la zona, informaron hoy fuentes policiales y judiciales.

El comisario de Almirante Brown Osvaldo Cáceres, sostuvo que el ataque se produjo en una vivienda de la calle Caseros, en el barrio Parque Roma, cuando "los atacantes ingresaron en un domicilio donde vendían droga", según informó el sitio Inforegión.

“Los atacantes ingresaron en un domicilio donde vendían droga.

"A raíz de diferencias entre la otra gente que vendía (droga), hubo un intercambio de disparos", precisó el jefe policial de ese distrito del sur del Gran Buenos Aires.

El hecho ocurrió cerca de las 22.15 de anoche en una casa de esa localidad del partido de Almirante Brown, en el sur del conurbano, y la víctima mortal fue identificada por la Policía como Miguel Salvatierra (48), quien recibió un balazo en el pecho.

Según las fuentes, todo comenzó cuando al menos dos hombres llegaron hasta esa casa a bordo de un auto, descendieron y comenzaron a disparar hacia adentro a través de una ventana, cuando toda la familia se hallaba reunida en el living.

"Se levantaron entre diez y quince vainas servidas de pistolas calibre nueve milímetros y calibre cuarenta y cinco", dijo a la agencia Télam un investigador.

Como consecuencia de los disparos, el dueño de la casa que se hallaba cerca de la ventana murió en el acto de un balazo en el pecho, mientras que su esposa, su hija adolescente, otro familiar y un amigo resultaron heridos.

Tras el ataque, los agresores huyeron en el mismo vehículo en el que habían llegado y una de las personas heridas fue quien llamó al teléfono de emergencias policiales 911 y alertó lo que había ocurrido.