Menu Big Bang! News
Policiales El más votado entre sus colegas

Burlando, el extravagante rey de los "abogados gourmet"

¿A quién llamarías si tuvieras un problema legal? En la encuesta de BigBang, los lectores eligieron al polémico y famoso abogado que baila en la pista de Tinelli. Mirá los resultados.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

“¿Cuánto te voy a cobrar? Después lo vemos”, suele responder Fernando Burlando cuando un amigo o conocido lo consulta sobre sus honorarios. El abogado penalista más famoso del país fue el más elegido por los lectores de Bigbang en una encuesta en la que se les hizo una pregunta simple: ¿A qué abogado llamarías si tuvieras un problema judicial?

Se animó al Bailando y sueña con llegar a la política.

A los “clientes” no les importó el alto nivel de Burlando, a quien le gusta aparecer en revistas con autos de lujo y trajes europeos. Los resultados (hasta ahora votaron 950 personas) fueron contundentes: 

Burlando fue elegido por el 61,6 %. Le siguen Víctor Stinfale con 20,2%, Miguel Ángel Pierri con 10% y Matías Morla con 8.2%. Si fueran elecciones, el abogado que baila en Showmatch y dirige un equipo de veinte abogados ganaría en primer vuelta.

Pierri reconoció que el nivel de exposición de Burlando es “insuperable”.

Pierri reconoció la derrota

“No me sorprende que haya ganado Fernando, lo que me sorprende es que al principio yo tenía nada más que un 4%, después fui subiendo”, le dijo Pierri a BigBang. Luego reconoció que el bajo perfil que adoptó últimamente le juega en contra para ciertas cuestiones, aunque dice que no lo cambia por nada. “La Fundación Abogados sin Fronteras, que tengo el honor de dirigir, recibió premio a la ética de parte de la Universidad de Miami”, dijo el abogado penalista que supo defender a Carlos Menem, Silvio Soldán, Rodrigo y el portero Jorge Mangeri, entro otros.

Bigbang reveló que los “abogados gourmet” buscan resolver casos imposibles y suelen ser contratados por ricos y famosos. Pueden cobrar hasta un millón de pesos y, según ellos, si hay un caso que los conmueve no cobran nada.