Menu Big Bang! News
Policiales Crimen de las mochileras

Casa, descampado y almacén: los oscuros escenarios del crimen de las mochileras

La precaria vivienda se encuentra en las afueras de la ciudad de Montañita y a pocos metros del almacén en el que fueron vistas por última vez con vida. Allí las acompañó uno de los dos detenidos, hoy acusado del crimen.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Detalles del horror. Los resultados preliminares de las autopsias de María José Coni (22) y Marina Menegazzo (21) aseguran que las jóvenes mochileras argentinas fueron asesinadas entre el lunes 22 y martes 23 de febrero.

María José Coni (22) y Marina Menegazzo (21) fueron encontradas muertas el fin de semana en Montañita.

El crimen, según los investigadores locales, tuvo lugar en la precaria vivienda ubicada en las afueras de Montañita allanada el domingo por la noche en la que se encontraron las mochilas y los celulares de ambas y manchas de sangre.

Los investigadores aseguran que las jóvenes fueron asesinadas en una vivienda precaria.
En el allanamiento encontraron colchones con manchas de sangre y pertenencias de las chicas.

La vivienda está a pocos metros de un almacén, el último lugar en el que fueron vistas con vida en la tarde del 22. Horas antes, María José se había comunicado con su familia desde las redes sociales y había comentado una foto de la cuenta de Facebook de Sofía Sarmiento, una de las jóvenes mendocinas que las acompañó durante el primer trayecto del viaje.

Este es el almacén donde se las vio por última vez con vida. Estaban acompañadas de uno de los detenidos.

Después llegó el silencio absoluto. Según la línea sostenida por el ministro del Interior de Rafael Correa, José Serrano, las jóvenes murieron después de que los dos detenidos intentaran abusar de ellas. Las habrían conocido esa misma tarde en un bar llamado “La abogadita” y las habrían invitado a pasar la noche a la casa de uno de ellos.

Las jóvenes mochileras se hospedaron en el hostal JW.

Los responsables habrían querido abusar sexualmente de las jóvenes, que no habían ingerido bebidas alcohólicas”, precisó Salgado en una improvisada conferencia de prensa que brindó en la ciudad. Luego del crimen, según la versión de Salgado, uno de los detenidos embaló los cuerpos con bolsas de residuos y los abandonó a pocos metros del lugar, cerca de la playa.

Sus cuerpos fueron encontrados en un descampado próximo a la Costa. Estaban embolsados.
La comunidad de Montañita armó un altar en homenaje a las argentinas asesinadas.

La versión fue confirmada por uno de los detenidos que esta mañana declaró ante el juez David Ballardes y asumió la responsabilidad de ambos homicidios. Pese a que el testimonio exculpó al segundo detenido, el magistrado dictó la prisión preventiva de ambos.