Menu Big Bang! News
Los Macarrón en la fiesta de quince de Valentina, meses antes del crimen.

Los Macarrón en la fiesta de quince de Valentina, meses antes del crimen.

Policiales Valentina Macarrón

Cómo vive la hija de Nora Dalmasso a diez años del femicidio

La joven abrazó el anonimato, terminó el secundario y estudió nutrición y gastronomía. Hoy tiene un local de comida para celíacos en el centro de Río Cuarto.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Valentina Macarrón estaba en Nueva York cuando recibió la noticia de la muerte de su madre, Nora Dalmasso. Fue su padre, Marcelo, quien la llamó ese domingo 26 de noviembre de 2006 y, en cuestión de horas, la por entonces adolescente de 15 años dio por terminado el intercambio en Estados Unidos y regresó al país.

Tiene 25 años, estudió gastronomía y es Licenciatura en Nutrición en la Universidad Nacional de Córdoba.

De ahí en más, poco se supo de la rubia. A diferencia de su hermano, Facundo, ella jamás fue involucrada en el expediente. Y, gracias a su por entonces minoría de edad, logró sortear los coletazos sociales del homicidio que mantiene en vilo desde hace casi diez años a la pequeña ciudad cordobesa de Río Cuarto.

En junio de 2013 inauguró su local de comidas para celíacos en el centro de Río Cuarto.
La rubia cocina y administra el local que comenzó como un servicio de viandas sanas.

María Valentina o “Valen”, como la llamaba su madre, creció lejos de las cámaras y de la exposición pública. Sostenida por su hermético grupo de amigas, la rubia se dedicó a sus dos pasiones: la nutrición y el golf, deporte que comparte con su padre.

La rubia es fanática del golf y lo practica desde chica. Gentileza: Diario Puntal.
Es normal verla practicar en el Club de Golf de Río Cuarto. Gentileza: Diario Puntal.

Después de terminar el secundario, la menor de los Macarrón se recibió en 2012 de “profesional gastronómico” en la escuela de cocina Azafrán de su provincia natal. Tres meses después, sumó la Licenciatura en Nutrición en la Universidad Nacional de Córdoba. ¿Su tesis? Celiaquismo y diabetes tipo 1 en los niños.

La joven fue tres veces campeona del certamen anual Río Cuarto Golf Club. Gentileza: Diario Puntal.
Ganó en 2013 un torneo junto a Daniel Lacase, por entonces hijo del abogado familiar. Gentileza: Diario Puntal.

Tras cuatro años de estudios, la rubia regresó a Río Cuarto con doble título y su matrícula nacional (3395) convalidada por el Colegio de Nutricionistas de la Provincia de Córdoba. De inmediato, Valentina comenzó un pequeño emprendimiento de viandas diarias con comida sin gluten para personas que padecen celiaquía llamado “Enharinarte”.

“Me fui a Córdoba a estudiar nutrición y gastronomía. Siempre investigué sobre la celiaquía porque es una enfermedad en pleno desarrollo. El negocio comenzó como un servicio de viandas para celíacos para hacerles más accesible la vida a aquellos que no tienen el tiempo de cocinarse", advirtió la rubia durante una entrevista a un programa de televisión local.

Pero el negocio creció. "Se han sumado muchos clientes que no son celíacos y que buscan comida sana y dietética. Buscamos siempre agregar nuevos productos. Armamos las tortas para los cumpleaños de los chicos, alfajores. Hacemos todo lo que el cliente nos pide", sumó.

El negocio funcionó bien y el seis de junio de 2013 inauguró su local, ubicado en el centro de su ciudad. Aunque en un principio se especializó en comidas saladas (sus productos más elogiados eran las pastas y pizzetas), en agosto del año pasado volvió a ampliarse: sumó una casa de té en la que se venden, además, medialunas caseras y jugos de frutas naturales.

Con amigas, durante su último festejo como campeona de golf. Gentileza: Diario Puntal.

Su regreso a Río Cuarto la acercó una vez más a las canchas de golf. Entusiasta desde pequeña, la rubia se consagró en 2012 como campeona del certamen anual del Río Cuarto Golf Club, copa que ya había ganado en dos oportunidades y que casi obtiene por cuarta vez en abril de 2013. Además, Valentina participó del Abierto del Centro de la República en Villa Allende, Tandil y Chacabuco.

El crimen y el recuerdo de la cama

Dalmasso fue encontrada el domigno 26 de noviembre de 2006 estrangulada y semidesnuda en el dormitorio de Valentina de la casona familiar del barrio Villa Golf de Río Cuarto, Córdoba. Los estudios forenses establecieron que, antes de morir, mantuvo relaciones sexuales, aunque nunca se determinó si fueron consentidas o producto de una violación.

Valentina tenía 15 años cuando asesinaron a su madre. Estaba estudiando en Nueva York.

Pese al crimen, los Macarrón siguen viviendo en la casa del homicidio. Y, aunque durante las dos primeras semanas posteriores al crimen durmió con su padre en el dormitorio matrimonial, Valentina regresó a su cuarto y durmió durante años en la cama en la que encontraron muerta a su madre.